La carne bajo presión medioambiental

La carne bajo presión medioambiental

- in Noticias
1385
0

El consumo de carne está bajo sospecha medioambiental, es una polémica que parece no tener fin. Ahora llaman la atención dos casos, uno proviene de los hospitales británicos, el otro directamente del gobierno alemán.

Además, se realizan comparaciones y estadísticas entre el consumo de carne y otros focos contaminantes que resultan verdaderamente alarmantes. Los alemanes son los mayores consumidores de carne y productos derivados de Europa con un 39% de los aportes diarios de calorías, mientras los italianos no pasan del 25%.

Por eso es relevante que la agencia federal encargada del medioambiente acaba de pedir a sus ciudadanos de forma oficial, en el nombre de la ecología, que replanteen el lugar de la carne en su régimen alimenticio y traten de volver al nivel de consumo de antes de la guerra, cuando la carne se comía exclusivamente los domingos o en ocasiones especiales. Se les pide que se inspiren en la dieta mediterránea.

Por otro lado, los hospitales británicos anunciaron igualmente esta semana su intención de desarrollar menús sin carne en el marco de una política global de lucha contra el cambio climático inspirada por el compromiso del gobierno de reducir las emisiones de gas de efecto invernadero un 80% hasta 2050. El año pasado, un estudio reveló que los hospitales ingleses representan un 3% de las emisiones del país y que su contribución al cambio climático era prácticamente igual a la de un país entero como Estonia, esencialmente debido a los edificios y transportes pero también al hecho del tipo de alimentación servida. El año pasado, los hospitales británicos sirvieron 129 millones de menús por un coste total de 312 millones de libras. A partir de ahora se espera una reducción en las compras de carne, productos lácteos y botellas de agua de plástico y un aumento de la cantidad de frutas y legumbres frescas buscando un efecto doblemente positivo sobre la salud de los pacientes y sobre el clima. Hay que recordar quez la producción de carne representa, según estimaciones, entre el 10 y el 20% de las emisiones globales de gas de efecto invernadero. Ciertas asociaciones especializadas como “Compassion in World Farming” afirman que una disminución del 50% de nuestro consumo de carne sería más eficaz para el clima que reducir a la mitad el uso de transportes contaminantes.

Fuente

Más sobre el tema

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.