La cara del producto ecológico

La cara del producto ecológico

- in Permacultura
1412
0

Con el objetivo de informar sobre el origen y la trazabilidad de los productos ecológicos, el portal alemán “Bio mit Gesicht” les pone cara e informa al consumidor no solamente sobre su procedencia, sino también sobre cómo se elaboraron y quién los produjo.

Bio mit Gesicht (“ponerle cara a los productos ecológicos”) es un portal alemán que pretende acercar al productor de alimentos ecológicos y al consumidor. Para ello, la organización etiqueta los artículos de los productores asociados mediante el sello VonHier (“de aquí”) y los identifica mediante un número que el consumidor podrá introducir en la página web para conocer más información sobre la elaboración del producto que ha adquirido: quién lo trabaja, dónde se elabora, la historia y características de la granja son algunos de los detalles que pueden conocerse a través de esta página web.

Con el lema “La cara de los productos ecológicos: sabemos de dónde provienen”, la plataforma se creó en 2005 para garantizar una mayor transparencia y seguridad a los consumidores. Asimismo, el sello «VonHier» (“de aquí”) amplía las posibilidades de competir en el mercado a los productores locales de alimentos de calidad. Creado por las instituciones de promoción de los alimentos ecológicos FiBL Alemania y Suiza, Naturland Marktgesellschaft mbH, y Tegut entre otros, esta iniciativa identifica con un número único cada uno de los 250 alimentos ecológicos de temporada que comercializan los productores asociados.

La página web contiene asimismo la información básica de lo que es un producto ecológico, cómo se reconoce en un comercio, los diversos tipos de sellos, garantías de certificación, etc. La cara de los productos ecológicos (bio mit gesicht)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.