La banca, un sector muy contaminante

La banca, un sector muy contaminante

- in Noticias
1357
0

La organización para la conservación de la naturaleza WWF y la agencia de análisis y control de la responsabilidad social de empresas y asociaciones, Vigeo, publicaron en el mes de diciembre de 2009 el estudio «Empresas y cambio climático». En él se reveló un dato sorprendente: el sector de la banca es el responsable de las mayores emisiones de CO2 y supera a las cementeras, a la siderurgia y a las compañías aéreas. Si bien muchas entidades bancarias llevaron a cabo reformas en sus sedes y agencias, logrando una reducción muy importante de las emisiones «internas», éstas representan, según el estudio, menos de un 1% de las emisiones globales del sector.

Los bancos y las aseguradoras son sectores formados por empresas cuyas actividades principales son el crédito, la cobertura de riesgos y las inversiones financieras. La banca, como motor principal del sistema económico moderno y debido a la influencia que ejerce sobre el resto de actividades económicas, sobre los hogares y sobre los poderes públicos, es un sector clave en la estrategia de lucha contra el cambio climático. Si bien el alcance de la responsabilidad del sector sobre el cambio climático es materia de debate, la firma en 2003 de los «Principios de Ecuador» por parte de los principales agentes del sector, mediante el que se comprometen a cumplir unos estándares de respeto medioambiental y de los derechos humanos, marca un principio de reconocimiento de su responsabilidad medioambiental «indirecta». Estos impactos «indirectos» no se limitan sólo a las emisiones de gas de efecto invernadero, sino que implican de la misma forma otros impactos medioambientales y sociales relacionados sobre todo con la financiación de grandes proyectos.

El estudio «Empresas y cambio climático» integró el impacto global de los bancos y aseguradoras teniendo en cuenta no solamente sus actividades internas, sino también las de sus proveedores y sus clientes. Este impacto global incluye no solamente las emisiones directas provenientes de edificios, desplazamientos, etc., sino también el «impacto carbono» de los préstamos otorgados, en especial aquellos destinados a proyectos energéticos basados en recursos fósiles, tales como el petróleo, el gas y el carbón. Este tipo de inversiones hace que el sector vea incrementado su balance de carbono de forma importante. Las grandes superficies comerciales constituyen otro ejemplo de esta forma de contabilizar el impacto carbono de un sector: este tipo de comercios cuentan con una enorme cuota de emisiones debido fundamentalmente a la inclusión en el cálculo de su impacto global de las emisiones procedentes de la agricultura, cuyos productos que se encuentran en sus secciones.

Campaña de concienciación.

En Canadá, la ONG ecologista «Rainforest Action Network» ha creado una página web en la que los consumidores pueden indicar el nombre de su banco y el importe que han ingresado en él para obtener la cantidad anual de emisiones de CO2 relacionadas con sus ahorros. Esta cantidad se expresa en tiempo de uso de un determinado automóvil o de una bombilla encendida.

Primer balance de carbono completo de la economía francesa sector por sector

Principios de Ecuador

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.