Just do it: mueve el culo y cambia el mundo

Just do it: mueve el culo y cambia el mundo

- in Permacultura
2533
2
El mundo necesita cambiar de rumbo

Just Do It es un documental que muestra cómo el ciudadano de a pie ha transformado la impotencia en diligencia, pasando a la acción contra los criminales climáticos, creando nuevos modelos de participación, comunidad y democracia en el proceso.

El documental Just Do It, que narra la historia de estos pequeños héroes, pretende demostrar que la inactividad ya no es una opción.

Es necesario pasar a la acción para cambiar el mundo

La injusticia creada por el ser humano, el cambio climático, ha alcanzado una magnitud tan extraordinaria que es de vital importancia que todos nosotros nos levantemos para resistir, para crear un espacio donde aportar alternativas.

Acaba de comenzar el siglo XXI y la humanidad entera está viviendo una amenaza climática desconocida. Las bombillas de bajo consumo, que las empresas altamente contaminantes tales como e-on producen, nos están cegando ante la realidad que se nos viene encima.

El ecoblanqueo nos dice lo que queremos oír: sigue con lo tuyo y estate tranquilo.

Después de todo, ¿quién quiere creer que nuestro mundo se enfrenta a cambios apocalípticos debido a la acción del ser humano? Por supuesto, si nos damos cuenta de la magnitud del problema, la respuesta será un sentimiento de desesperación, de impotencia, que podría conducirnos a la apatía y a la inactividad.

En el mundo post Copenhague, tras el fracaso internacional que la conferencia de nuestros líderes supuso para el mundo, cada vez nos encontramos ante más interrogantes sobre cómo seguir adelante. El documental Just Do It aporta algunas de las respuestas.

A principios de 2009, la creativa directora de documentales Emily James empezó a grabar una serie de actividades clandestinas llevadas a cabo por grupos de protesta para la protección del medioambiente en el Reino Unido. Sus cintas documentaron un año muy activo que comenzó en la primavera, con las manifestaciones en Londres por la infame cumbre del G20. Emily James siempre se encontraba en el terreno cámara en mano cuando las acciones tenían lugar.
Just Do It es una película que traspasa fronteras, es un experimento de financiación colectiva, una producción en grupo, un documental comprometido con la comunidad. Además, la película es una llamada a la acción ante el cambio climático, unos líderes mundiales ineficaces y unas multinacionales avariciosas.
El documental Just Do It anima a los ciudadanos a que no esperen que otros actúen por ellos, a que intervengan ante la injusticia, a que pasen a la acción y a que, simplemente, lo hagan (Just Do It). Gracias a su sistema de financiación colectiva, los realizadores del documental pudieron trabajar de forma completamente libre de cualquier interferencia externa, ya fuera editorial o de estilo. El documental nace pues de la pasión y de una visión creativa, más que de un deseo comercial imperativo.
El estado del mundo llama a la acción

Los creadores del documental se han marcado el objetivo de que sea visto por un millón de personas en 2011. Por ese motivo, lo lanzarán bajo una licencia no comercial de Creative Commons, lo distribuirán de forma gratuita a través de descargas de la red, DVDs, festivales y eventos particulares.

La directora de Just Do It, Emily James, es originaria de EEUU pero estudió en el Reino Unido, donde aún vive y desde donde produce sus documentales. “Queremos inspirar e incitar a los ciudadanos para que reclamen su poder, para que pasen a la acción en este momento histórico, para que pasen a ser parte de la solución y no del problema”, informa en la página web de Just Do It.

Más información

About the author

2 Comments

  1. impresionante, me parece una excelente iniciativa.

  2. Me alegro que haya personas que en otros paises se implican en acciones para salvar la Vida en la Tierra. Evitar el colapso del Clima.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.