Juguetes de riesgo

Juguetes de riesgo

- in Noticias
1365
0

La exposición al plomo, un metal muy tóxico, puede tener efectos muy graves sobre la salud de niños y adultos. Los niños con alto contenido de plomo en sangre pueden sufrir daños en el cerebro y el sistema nervioso, además de problemas de conducta y de aprendizaje como hiperactividad, retraso del crecimiento, problemas auditivos y dolores de cabeza.

El Centro para la Salud Medioambiental de California, EEUU, (CEH) es una organización cuya finalidad es proteger a las personas de los productos químicos y promocionar productos y prácticas empresariales seguras para la salud pública y el medioambiente. Estas Navidades, el CEH ha llevado a cabo en California una campaña informativa sobre el peligro que el plomo entraña para los niños. En ella, miembros de esta organización salían a la calle para comprobar, mediante un detector de plomo, los niveles de este metal en los juguetes que los ciudadanos traían. Durante estas jornadas, CEH informaba también sobre los efectos que la exposición al plomo puede provocar en los niños.

Los ciudadanos californianos cuentan también con un servicio de inspección de juguetes proporcionado por el Programa de Prevención de Intoxicación por Plomo del condado de Alameda, California, una de las más importantes organizaciones estadounidenses en la lucha contra las intoxicaciones por plomo en los niños. Josephina Cornejo, especialista en desarrollo del Programa, afirma: “La exposición al plomo afecta al crecimiento y al aprendizaje de los niños. La mayoría de las madres de las comunidades hispanas en EEUU desconoce esta información. Es muy importante que se lleve a cabo una tarea educativa continuada en estas comunidades, porque las madres no están informadas”. Los niños, según Cornejo, son más vulnerables a la exposición al plomo debido, entre otras causas, al contacto con pinturas basadas en este metal, prohibidas desde 1978 para el uso doméstico. Pero el plomo, para alarma de los padres, está apareciendo en las pruebas que se realizan en muchos productos como juguetes, bisutería y cremalleras. Según datos de los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades (CDC), casi 310.000 niños de entre 1 y 5 años de edad que viven en Estados Unidos tienen altos contenidos de plomo en el organismo.

Los niños menores de seis años son los más afectados, ya que suelen jugar en el suelo y se llevan las cosas a la boca. Si un niño se traga partículas de plomo, su cuerpo las absorbe rápidamente y pasan a la sangre. Los niños con una alimentación baja en calcio o hierro tienden a absorber más cantidad de plomo, por lo que una buena alimentación es un factor importante a la hora de prevenir la intoxicación por plomo. La intoxicación por plomo puede perjudicar el desarrollo de un niño ya que afecta al cerebro, a los huesos y a los órganos internos. La intoxicación por plomo puede provocar carencias en el aprendizaje, retrasos del crecimiento, problemas conductuales y otros retrasos del desarrollo.
La exposición a plomo también resulta peligrosa durante el embarazo: este metal traspasa la placenta y tiene efectos perniciosos para el feto. Caroline Cox, Directora de Investigación de CEH, afirma que la intoxicación por plomo puede prevenirse. “No hay necesidad de incluir plomo en los productos de los niños”, afirma. “Es importante ofrecer a los padres la posibilidad de controlar los productos que van a regalar a sus hijos”. Algunos de los productos que se controlaron durante esta campaña, como mochilas, monederos y bates de béisbol, mostraron un contenido de plomo hasta tres y cuatro veces mayor que los niveles permitidos. El programa de control de juguetes que ha llevado a cabo el CEH ha sido financiado por los 1,5 millones de dólares que la empresa Mattel, Inc., la mayor productora de juguetes del mundo, ha pagado al estado de California por la venta de juguetes con alto contenido en plomo. En total, esta empresa ha pagado 12 millones de dólares a 39 estados norteamericanos que habían presentado querella por este motivo.

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.