IV Las propuestas olvidadas de Copenhague

IV Las propuestas olvidadas de Copenhague

- in Noticias
1368
0

La amenaza del cambio climático ha generado una avalancha global de documentos políticos, sugerencias de soluciones tecnológicas y recomendaciones acerca de diferentes estilos de vida. Lo que todas estas propuestas tienen en común es que su aplicación supondría en casi todos los casos cierta incomodidad social y cuantiosos perjuicios económicos. Sin embargo, una serie de estudios demuestra que, al menos en el plano de la salud pública, este punto de vista está equivocado: si se aplican de forma adecuada, las medidas para combatir el cambio climático pueden por sí mismas suponer una mejoría generalizada de la salud.

3 – Generación de electricidad de bajo impacto.

La producción de electricidad genera gran cantidad emisiones de gas de efecto invernadero, aunque estas emisiones dependen en gran medida de las condiciones económicas e industriales del país. Este informe estudia el efecto mitigador de las políticas del comercio de carbono en China, India y la Unión Europea (UE) y analiza los resultados de las estrategias de reducción de emisiones de gas de efecto invernadero en las tres regiones. El estudio se centra exclusivamente en uno de los efectos que la generación de energía supone para la salud: la emisión de partículas perjudiciales para los sistemas respiratorio y cardiovascular.

El estudio utiliza un método de anticipación de demanda energética por regiones y países teniendo en cuenta diversas circunstancias, entre las que se incluye el comercio de derechos de emisión. El estudio imagina tres escenarios posibles para el futuro: el primero es una proyección del estado de las cosas tal y como están hoy en día, sin añadir ninguna medida de reducción de emisiones adicional a las ya previstas; en el segundo escenario se tiene en cuenta un comercio limitado, donde los países altamente industrializados intentan lograr una reducción del 80% para el año 2050 con respecto a los niveles del año 2000 y los demás países llevan a cabo todas las medidas necesarias para lograr una reducción global del 50%. El tercer escenario se basa en un supuesto de comercio sin límites en el que solamente se impone el objetivo global de reducción del 50% y se llevan a cabo los recortes allá donde resultan más efectivos desde el punto de vista económico. En este caso, es en los países menos desarrollados donde se puede aplicar una mayor reducción con menores costes económicos. Por otro lado, el estudio calcula la exposición a la contaminación por partículas del aire exterior y el consiguiente número de muertes debidas a enfermedades cardiorespiratorias y cáncer de pulmón en adultos, así como a infecciones respiratorias agudas en niños.

Beneficios para la salud.

En la UE, incluso si no se aplican medidas políticas que modifiquen la actual situación, la mejora de la tecnología y una disminución del consumo de carbón lograrán una disminución de las emisiones de partículas para el año 2030, con la consiguiente reducción de la mortandad relacionada. Sin embargo, la alternativa de comercio de emisiones sin límite lograría salvar otros 100 años de vida por cada millón de habitantes de la UE en un año. Los beneficios sobre la salud que se derivan de este escenario serían aún mayores en China (con unos 500 años extra al año por millón de habitantes) y aún mayores en la India (1.500 años de vida). Los mayores beneficios se conseguirían a raíz de la disminución del índice de enfermedades cardiopulmonares, así como de cáncer de pulmón. La mejora de la salud debida a una disminución de las infecciones respiratorias en niños sería mucho mayor en India y China que en cualquier otro lugar. En Europa, los beneficios sobre la salud serían más modestos y provendrían de la aplicación de las tecnologías existentes en los sistemas de quema de combustibles fósiles.

Datos de interés – La modificación de los métodos de generación de electricidad para reducir las emisiones de CO2 lograría una disminución de la contaminación del aire y del número de muertes relacionadas. Los efectos serían más evidentes en India y menores en la UE. – El coste de la aplicación de estas medidas se vería compensado de forma significativa por la reducción de los costes debidos a las muertes por contaminación, en especial en China e India.

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.