Islandia, de la crisis a la ecología

Islandia, de la crisis a la ecología

- in Noticias
2574
2

Islandia, con el 100% de la energía que consume proveniente de fuentes renovables, se convertirá en el país más verde del mundo cuando llegue el coche eléctrico.

Islandia es uno de los países que más están evolucionando en materia de energía renovable y de reducción de emisiones de CO2. La calefacción de los hogares islandeses funciona mediante una combinación de energía geotérmica y de hidroelectricidad. Por otro lado, pese a la fuerte conciencia ecológica de los islandeses y el precio del combustible, más elevado que nunca, estos habitantes del país nórdico siguen entusiasmados con los vehículos 4×4, prácticos para circular por la isla con un relieve difícil de transitar.

Uno de los retos del futuro es iniciar a los ciudadanos en el uso de los coches eléctricos. Un reto que su presidente Olafur Ragnar Grimsson espera superar gracias a la baja tarifa eléctrica del país. Equipar a la isla de terminales de carga no supondrá mayores problemas. Veinte estaciones equipadas con 3 ó 4 terminales de carga cada una serían suficientes para alimentar los vehículos eléctricos de toda Islandia.

El único problema que queda por resolver es la cuestión del relieve geográfico y el clima, pero su presidente es optimista y, apoyado por su equipo de expertos, espera sustituir lo más rápido posible los 210.000 vehículos que circulan en la actualidad en Islandia.

Actualmente se están gestionando diversos proyectos para abastecer de vehículos eléctricos a la isla hasta el año 2012, cuando, según todos los indicios, Islandia será el país más verde del mundo.

Fuente

About the author

2 Comments

  1. necesito saber ke siembea islandia osea ke productos hace o esa cosa>>>

  2. necesito saber ke siembea islandia osea ke productos hace o esa cosa>>>

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.