III Consejos para aislar tu hogar

III Consejos para aislar tu hogar

- in Permacultura
2516
0
Para evitar el despilfarro energético es necesario llevar a cabo un buen aislamiento de la casa
Un hogar es una fuente de gastos tanto en invierno como en verano. La adecuación climática de las estancias en las que vivimos resulta imprescindible, pero no basta con instalar una calefacción o un aire acondicionado que nos alivien momentáneamente: si supiéramos la cantidad de energía y dinero que, debido al mal aislamiento y adecuación se escapa por los tejados, muros, ventanas, etc. nos echaríamos las manos a la cabeza.

Para evitar este despilfarro inútil de dinero y energía y las emisiones de CO2 que ello conlleva, es necesario aislar térmicamente el lugar donde vivimos. El Energy Saving Trust es una organización británica independiente sin ánimo de lucro que pretende ayudar al ciudadano a que entienda el valor tanto medioambiental como económico del ahorro energético en general y cómo aplicarlo a su vida cotidiana. Para ello, cuenta con una base de datos sobre ayudas estatales, diferentes tipos de materiales y certificaciones de consumo energético de los mismos, consejos para que uno mismo pueda realizar ciertos trabajos y, en general, un conjunto de informaciones útiles para entender un asunto de vital importancia.

Aislamiento del suelo.

A la gente pocas veces se le ocurre aislar el suelo, pero algunos hogares pierden tanto calor a través de él como a través de las ventanas. Las corrientes y los huecos provenientes de las esquinas de los rodapiés y el suelo son sencillos de arreglar mediante un material sellador que se puede encontrar en cualquier mercado de materiales de bricolaje. Sin embargo, el parqué del suelo se pudre si no cuenta con una ventilación adecuada, así que no se deben obstaculizar los ladrillos de ventilación de los muros externos.

Los hogares con cierta antigüedad suelen contar con suelos de madera flotante. Estos suelos pueden aislarse simplemente levantando los tablones y colocando un aislamiento de lana mineral en un soporte de red entre las viguetas. Muchos hogares, en especial los más nuevos, cuentan con un suelo hecho de hormigón que podrá aislarse si este necesita ser reparado o cambiado. Una alternativa es colocar una capa de aislamiento rígido sobre él. En general no se necesitarán aislar los suelos de las habitaciones de la parte de arriba de la casa si estas se encuentran por encima del nivel donde se produce el calor (por ejemplo el salón). Sin embargo, sí se aconseja aislar cualquier suelo que se encuentre por encima de aquellos espacios que no cuentan con calefacción, tales como el garaje, ya que se podría estar perdiendo mucho calor.

Cómo instalar el aislamiento del suelo.

No todos los trabajos de aislamiento deben ser hechos por un profesional: podría resultar más barato si uno mismo realizara los trabajos más pequeños con materiales de la tienda especializada, tales como rellenar los huecos entre los rodapiés y levantar las tablas del suelo para colocar el aislante debajo, sin olvidar sellar cualquier grieta que quede entre las tablas o alrededor de ellas cuando se vuelvan a colocar. Si por debajo del suelo que quiere aislarse hay un espacio sin calefacción (un sótano o cava en la planta baja al que se pueda acceder), lo primero que hay que hacer es comprobar que las viguetas sobre las que se apoyan las tablas del suelo están en buenas condiciones y no muestran signos de estar húmedas o podridas. Si se encuentran en buen estado, se podrá colocar el aislamiento entre ellas y fijarlo mediante una red, si es necesario. Después se podrá colocar una placa de escayola en la parte inferior de las viguetas, lo que aportará un efecto extra de resistencia ante el fuego. Debajo de esta capa se podrán colocar más capas de aislante rígido si se quiere lograr aún mejor aislamiento. Las alfombras y las moquetas sobre el suelo ayudan a mantener los pies más calientes, lo que implica que se reduce la necesidad de poner la calefacción.

Aislamiento profesional del suelo.

Puede que el propietario de la casa no se sienta lo suficientemente capacitado como para realizar ciertos trabajos por sí mismo, tales como levantar las tablas del suelo, poner el aislamiento debajo y volverlas a colocar en su sitio. En tal caso, se debe confiar el trabajo a un profesional. Su coste dependerá del tamaño del suelo que se necesita aislar, así como de la dificultad de la tarea. Para suelos sólidos de hormigón, la próxima vez que vaya a realizarse una tarea de rehabilitación o reconstrucción, es conveniente asegurarse de que el constructor coloca un aislamiento adecuado. Esto se hace colocando espuma rígida de aislamiento por encima o por debajo del hormigón. Si el hormigón se encuentra por encima del aislamiento podrá almacenar calor durante el día, lo que ayuda a mantener la habitación caliente durante la noche. Por otro lado, si el aislamiento se encuentra por encima del hormigón, la habitación se calentará más rápidamente por la mañana. Un suelo de hormigón podrá aislarse sin tener que cambiarlo por completo: siempre se podrá colocar una capa de aislamiento rígido sobre el hormigón y un parqué de aglomerado sobre ella. El problema de esta técnica es que elevará el nivel del suelo, de modo que habrá que recortar las puertas por debajo para hacer sitio al aislamiento, y los rodapiés y algunos enchufes también tendrán que recolocarse.

¿Cómo averiguar qué tipo de suelo tiene la casa?

Si la casa cuenta con un sótano de fácil acceso, lo mejor es bajar y echar un vistazo. Si el suelo es de tarima flotante de madera probablemente se podrá ver la parte inferior de las tablas. Otra posibilidad es buscar si existen ladrillos de ventilación en el exterior de los muros. Si es así, probablemente el suelo será de tarima flotante de madera. En este caso, es importante no obstruir dichos ladrillos, ya que son necesarios para ventilar el espacio debajo del suelo y evitar así que se pudran las tablas del mismo. Si se trata de un piso que cuenta con otra vivienda debajo, no habrá necesidad de aislar el suelo.

Fuente

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.