II La energía que nos mueve: el carbón

II La energía que nos mueve: el carbón

- in Permacultura
1650
0
El carbón es un mineral altamente contaminante
El carbón es una roca sedimentaria combustible básicamente compuesta de carbono y unas cantidades variables de otros elementos tales como azufre, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno. La cantidad de calor que emite la combustión de este mineral depende en gran medida de la proporción de carbono, hidrógeno y oxígeno. El carbón se clasifica en distintos tipos dependiendo de la energía calorífica que puede producir, y esta depende de la cantidad de carbono que contenga. Los tipos de carbón, de más bajo a más alto valor energético, son: lignito, sub-bituminoso, bituminoso y antracita.

El carbón es el combustible fósil más abundante y más expandido, pero las reservas no están distribuidas de forma equitativa en el planeta: EEUU cuenta con el 27% de ellas y Rusia con el 17%, lo que suma casi la mitad de las reservas mundiales. China cuenta con un 13% del total mundial y fue el mayor productor en 2009, siendo EEUU el segundo.

El carbón es la fuente más importante de energía proveniente de combustibles fósiles que se destina en todo el mundo a la generación de electricidad. En el año 2008, esta fuente de energía supuso el 46% del total de la generación de electricidad en EEUU. La combustión de carbón, al igual que la combustión de gas natural, genera más emisiones de CO2 por unidad de calor que la combustión de petróleo crudo. La turba, considerada la precursora del carbón, también se utiliza como combustible, principalmente a escala industrial en Irlanda y Finlandia.

El Lignito, también conocido como carbón marrón, contiene entre un 25% y un 35% de carbono y es un carbón relativamente joven, con un elevado índice de humedad. Es el carbón de menor categoría debido a su bajo contenido energético y se utiliza casi exclusivamente como combustible para la generación de energía eléctrica.

El carbón sub-bituminoso contiene entre un 35% y un 45% de carbono y se utiliza básicamente como combustible en la generación de electricidad mediante vapor. Por otro lado, también es un combustible importante para la producción de cemento y una importante fuente de hidrocarburos aromáticos ligeros para la industria de la química de síntesis. Este carbón tiene al menos 100 millones de años de antigüedad.

El carbón bituminoso es un mineral marrón oscuro tirando a negro que contiene entre el 45% y el 86% de carbono. Se utiliza principalmente para la generación de electricidad mediante vapor y en la producción de acero. Este tipo de carbón tiene entre 100 y 300 millones de años de antigüedad.

La antracita es más dura, brillante y negra. Su contenido en carbono es de entre 86% y 97% y es la más “limpia” cuando se quema. Por este motivo, siempre ha sido un preciado combustible para calentar los hogares, pero ahora prácticamente todas las reservas han sido agotadas.

La meta-antracita, también conocida como grafito, pertenece al rango más elevado de los carbones, pero es de difícil combustión, por lo que no se utiliza con este fin. El carbón y sus derivados también se utilizan para una amplia gama de productos industriales y bienes de consumo: petróleo crudo ligero, alquitrán para las carreteras, fertilizante para la agricultura, jabón, productos farmacéuticos, tintes, plásticos, rayón, nylon y fibras de carbono, entre otros muchos. El silicio metálico del carbón se utiliza para hacer siliconas y silanos, con los que a su vez se producen lubricantes, repelentes de agua, resinas, cosméticos, champús y pastas de dientes, entre otros.

Extracción: La remoción de la cima de la montaña (MTR, por sus siglas en inglés) es uno de los métodos de minería que se utilizan en la actualidad para la extracción de carbón. Este método de extracción en superficie permite extraer la práctica totalidad de los yacimientos de carbón mediante un proceso que disminuye de forma importante la necesidad de mano de obra humana. Para ello, en primer lugar se deforesta el área sobre el yacimiento y se retira el sustrato.

El proceso de minería incluye la utilización de explosivos para eliminar las capas de roca y tierra sobre el yacimiento, capas que después se desechan rellenando valles adyacentes. A continuación, la mayor máquina que ha construido el hombre (pesa entre 2.000 y 13.000 toneladas y cuesta entre 50 y 100 millones de dólares) se utiliza para retirar el material que rodea al carbón las veces quesea necesario hasta que se extrae todo el carbón de los diversos yacimientos de todos los estratos geológicos.

Por último, unos enormes camiones transportan el carbón a un centro donde se lava mediante agua y una serie de productos químicos y donde se prepara para su distribución. El método de remoción de la cima de la montaña consume enormes cantidades de agua, que se utiliza para lubricar y enfriar el equipo de corte, perforación y supresión de polvo, procesado de combustible y reforestación.

La energía que nos mueve: el gas natural

Fuente

Fotografías de J. Henry Fair

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.