II Consejos para aislar tu hogar

II Consejos para aislar tu hogar

- in Permacultura
2889
1
Para aislar los muros de tu casa utiliza materiales ecológicos
Un hogar es una fuente de gastos tanto en invierno como en verano. La adecuación climática de las estancias en las que vivimos resulta imprescindible, pero no basta con instalar una calefacción o un aire acondicionado que nos alivien momentáneamente: si supiéramos la cantidad de energía y dinero que, debido al mal aislamiento y adecuación se escapa por los tejados, muros, ventanas, etc. nos echaríamos las manos a la cabeza.

Para evitar este despilfarro inútil de dinero y energía y las emisiones de CO2 que ello conlleva, es necesario aislar térmicamente el lugar donde vivimos. El Energy Saving Trust es una organización británica independiente sin ánimo de lucro que pretende ayudar al ciudadano a que entienda el valor tanto medioambiental como económico del ahorro energético en general y cómo aplicarlo a su vida cotidiana. Para ello, cuenta con una base de datos sobre ayudas estatales, diferentes tipos de materiales y certificaciones de consumo energético de los mismos, consejos para que uno mismo pueda realizar ciertos trabajos y, en general, un conjunto de informaciones útiles para entender un asunto de vital importancia.

Muros.

¿Sabías que aproximadamente un tercio del calor que se escapa de un hogar que no cuenta con un buen aislamiento lo hace a través de las paredes? El calor tiende a abandonar las áreas cálidas hacia sitios más fríos. En invierno, cuanto más frío haga fuera, más rápido se escapará el calor de tu hogar al aire exterior. La mayoría de las casas construidas desde 19Muros90 cuenta con un aislamiento en los muros que ayuda a que el calor se mantenga en el interior, pero si tu casa es más antigua podría no contar con ningún tipo de aislamiento térmico. En ese caso, seguramente estás pagando una buena cantidad de dinero para calentar no solamente tu hogar, sino también el aire exterior. Por suerte, existen técnicas para aislar la mayoría de los muros.

Fachadas ventiladas y muros sólidos.

Lo primero que hay que hacer es comprobar el tipo de muros con que cuenta tu hogar. La fachada ventilada es un tipo de muro doble que se construye con una cámara de aire entre medias para evitar las humedades y aislar el edificio del exterior. Las fachadas ventiladas suelen estar construidas en ladrillo u hormigón. Los muros sólidos no cuentan con esta cámara de aire, de modo que dejan pasar el calor hasta dos veces más que las fachadas ventiladas. Estos muros sólidos suelen ser de piedra o ladrillo y pueden aislarse tanto desde el interior como desde el exterior, consiguiendo un enorme ahorro energético.

Para averiguar el tipo de paredes con que cuenta tu hogar, puedes fijarte en la disposición de los ladrillos: si todos ellos se encuentran situados en paralelo, seguramente cuentas con una fachada ventilada. Sin embargo, si algunos están colocados de forma transversal, lo más probable es que se trate de un muro sólido. Si los ladrillos han sido cubiertos y no te es posible ver su disposición, quizás puedas averiguar el tipo de muro midiendo su espesor en una de las puertas o ventanas. Si cuenta con más de 260 mm de espesor, probablemente tiene una cámara de aire. Si el espesor es inferior a 260 mm, probablemente se trate de un muro sólido. Los muros de piedra pueden ser aún más gruesos, pero suelen ser sólidos. Existen otros tipos de fachada, tales como los edificios de estructura metálica o de madera y las casas prefabricadas.

Aislamiento para los muros de fachada ventilada.

El aislamiento de este tipo de muros consiste en rellenar la cámara existente entre los dos muros para mantener el calor y ahorrar energía. Este aislamiento también ayuda a reducir la condensación en el interior del hogar. La mejor forma de saber si tu edificio ya cuenta con aislamiento en la cámara de aire de la fachada es buscar los taladros por donde se introdujo el material aislante en la misma.

Aislamiento para los muros sólidos.

Si lo que quieres es realizar el aislamiento para muros sólidos, tendrás que decidirte primero por el tipo de aislamiento que necesitas. ¿Interno o externo?

El aislamiento interno de los muros se lleva a cabo colocando una capa de material aislante contra la pared interior de los muros externos y cubriéndola mediante escayola u otro recubrimiento. El acabado puede ser liso, texturizado, pintado, con azulejos… El aislamiento interno, en general: Es más barato que el externo. Reducirá ligeramente la superficie útil de las habitaciones donde se aplique (su espesor es de unos 100 mm). Es invasivo, pero puede hacerse habitación por habitación. Requiere que se quiten y recoloquen después los rodapiés, marcos de puertas y ventanas, etc. Puede dificultar la posterior colocación de objetos pesados en las paredes interiores. Requiere la solución previa de cualquier problema de humedades.

El aislamiento externo, sin embargo, consiste en aplicar una capa aislante de unos 5 a 10 cm en el exterior de los muros. Este tipo de aislamientos: Puede aplicarse sin alterar la vida en el hogar. No reduce la superficie útil del hogar. Transforma el aspecto de los muros externos. Mejora al aislamiento ante el clima y el ruido. Rellena las grietas existentes en el muro, reduciendo las corrientes de aire. Alarga la vida de los muros, ya que protege los ladrillos. Reduce la condensación de los muros internos y ayuda a prevenir la humedad (pero no resuelve este problema si ya existía).

Lo mejor es instalarlo al mismo tiempo que se llevan a cabo trabajos de rehabilitación de fachada, para reducir costes. Podría requerir permiso de construcción. Requiere un buen acceso a los muros externos. No se recomienda si los muros estructurales no son sólidos y no pueden repararse. Para reducir el coste tanto del aislamiento exterior como interior, se recomienda que estos trabajos se lleven a cabo a la vez que otras tareas de remodelación (redecorar la cocina, pintar las paredes, colocar paneles solares, etc.) En algunos casos en los que desee conservarse el aspecto exterior de la fachada frontal, esta podrá aislarse por dentro y la fachada posterior por fuera.

Consejos para aislar tu hogar III

Fuente 

About the author

1 Comment

  1. M°Isabel d Marco Padilla

    Tengo humedad por condensacion y necesito q m asesoren y m den presupuesto.Gracias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.