Guía británica para lograr un sistema alimentario sostenible en el año 2030

Guía británica para lograr un sistema alimentario sostenible en el año 2030

- in Noticias
1037
0

El comité estratégico del Consejo de Ministros del Reino Unido hizo público en julio de 2008 su informe “Los alimentos importan”, en el revisaba las tendencias generales de la producción y el consumo de alimentos en el Reino Unido, analizaba los efectos de dichas tendencias sobre la economía, la sociedad y el medioambiente y establecía la necesidad de crear un marco político para el sector alimentario.

Según indicaba el estudio «Food Matters – Towards a Strategy for the 21st Century» (los alimentos importan: hacia una estrategia para el siglo XXI), publicado en julio de 2008 por el Comité Estratégico del Consejo de Ministros del Reino Unido, la alimentación es el principal sector productor del Reino Unido. La cadena de producción y abastecimiento de alimentos y bebidas del Reino Unido constituye una de las bases de su economía ya que representa un 7% del producto interior bruto y emplea a 3,7 millones de trabajadores en la totalidad de sus actividades económicas, desde la agricultura y la pesca hasta la restauración, pasando por la elaboración de alimentos.

Food Matters indicaba asimismo que 70.000 personas mueren de forma prematura en el Reino Unido cada año y que estas muertes podrían evitarse si se modificaran los hábitos alimenticios y se aplicaran los principios recomendados para seguir una dieta sana. Del mismo modo, el informe afirmaba que la producción y el consumo de alimentos están relacionados con aproximadamente un 18% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero del Reino Unido. Para hacer frente a los enormes retos ante los que se encuentra el sector, el informe Food Matters recomendaba un sistema alimentario más sostenible desde el punto de vista económico, social y medioambiental y proclamaba la necesidad de centrar los objetivos de la política estratégica de alimentación en la consecución de unos precios más justos, una mejor selección de los productos y una mayor accesibilidad a los mismos, así como en lograr una mayor seguridad alimentaria, una transición hacia dietas más saludables y una cadena alimenticia más sostenible desde el punto de vista medioambiental.

A raíz del informe Food Matters y con ayuda del subcomité gubernamental sobre alimentación y del consejo sobre política alimentaria, ambos organismos creados en octubre de 2008, el Gobierno del Reino Unido se propuso la implantación de un sistema alimentario sostenible y seguro para el año 2030. Consciente de que un cambio de semejante magnitud en el sistema alimentario requiere la colaboración de todos los actores, el gobierno ha creado su guía Food 2030, un documento informativo que provee datos y determina objetivos para que consumidores y productores de alimentos, agricultores y pescadores, comercios y gobiernos locales y regionales, organizaciones voluntarias y demás agentes implicados sean capaces de tomar decisiones acertadas para lograr esta meta conjunta.

La guía Food 2030 estudia los retos, fija los objetivos para el año 2030 y los pasos que se necesitarán para llegar a cada una de las siguientes metas: 1- Animar a la población para que adopte unos hábitos alimentarios más sanos y sostenibles. 2- Asegurar un sistema alimentario inteligente, beneficioso y competitivo. 3- Aumentar la sostenibilidad en la producción de alimentos. 4- Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del sistema alimentario. 5- Reducir, reutilizar y reprocesar los desechos alimentarios. 6- Mejorar la aplicación de las prácticas, los conocimientos, la investigación y la tecnología.

Food 2030

Food matters

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.