Gas natural, no gracias

Gas natural, no gracias

- in Curiosidades
2021
1
El gas natural debe dejar paso a las renovables

El empeño por parte de los gobiernos de encontrar fuentes de energía en sus territorios para paliar algo inevitable como el cénit del petróleo (el denominado peak oil) está llevando a algunos países a cometer errores que, de ser consumados, acarrearán desastres ecológicos de enormes proporciones.

Casos como la extracción de petróleo de las arenas bituminosas en Alberta, Canadá, o las prospecciones para obtener gas natural en Irlanda, en Francia y en España confirman que los gobiernos no afrontan de la forma que deberían la cuestión energética.

 

En lugar de llevar a cabo planes de racionalización del gasto y el consumo energético, de invertir en proyectos de desarrollo de energías limpias y aprovechamiento de recursos naturales, los gobiernos siguen empecinados en la búsqueda de energía fósil para seguir manteniendo un sistema y un ritmo de vida insostenibles.

Actualmente, el gas natural está suscitando una agria polémica en Francia y Canadá. Esta fuente de energía fósil contribuye al cambio climático y el impacto medioambiental y sanitario que provoca su extracción puede alcanzar enormes magnitudes.

En Francia se están registrando varios proyectos de explotación de yacimientos de gas y la red de organizaciones por la defensa del medioambiente y la salud, Réseau Environnement Santé, está luchando por explicar a la sociedad el gravísimo impacto potencial de estas explotaciones.

Según Réseau Environnement Santé, las explotaciones de gas natural conllevan varios problemas en términos de riesgos sanitarios:

Contaminación del agua.

Para extraer el gas natural de profundidades entre 2000 y 3000 metros, se utiliza la técnica de la hidrofracturación, también conocida como fracking, un método que aplica una enorme presión sobre el terreno y que requiere enormes cantidades de agua, arena y productos químicos.

De los 944 productos químicos que se utilizan en esta técnica y que han sido identificados se encuentran ácidos, bactericidas, fragmentadores, estabilizadores de arcilla, reductores de corrosión… en la actualidad, sólo se conoce la composición completa del 14% de ellos. Los análisis realizados demuestran que, entre las sustancias que componen dichos productos, se encuentran perturbadores endocrinos y otros productos catalogados como cancerígenos, mutagénicos y reprotóxicos (CMR).

El riesgo de contaminación de las capas freáticas es elevado, debido a que el 40% del agua inyectada se pierde a causa de las fugas. Esto se ha comprobado en Estados Unidos, donde este tipo de procesos se utiliza desde hace diez años. El estado de Nueva York ha exigido una moratoria por temor a la contaminación irreversible del agua potable que abastece a la ciudad.

Contaminación del aire.

El agua que se recupera durante el proceso de perforación, prácticamente el 60%, se almacena en los embalses de decantación al aire libre. Esto propicia la evaporación de sustancias volátiles que provocan una contaminación química dañina para la salud de los vecinos de las explotaciones, entre los que ya se han registrado numerosos casos de problemas respiratorios, alergias, dolores de cabeza, alopecia y muertes prematuras en el ganado.

Además, el importante tráfico de camiones utilizados para transportar el agua, la arena, los productos químicos, el gas y el agua contaminada, añaden un extra de contaminación del aire y acústica.

Como conclusión, la red Réseau Environnement Santé se opone a esta tecnología que extrae los últimos recursos fósiles contaminando irreversiblemente los recursos hídricos, que ahora más que nunca necesitan la aplicación de una política de protección y conservación.

La polémica está servida y en los próximos meses se sucederán episodios que la avivarán. El reto al que se enfrentan los países en la actualidad es saber si puede más el deseo de continuar el desarrollo de un modelo energético insostenible basado en la explotación de energías fósiles o si, por el contrario, vamos a optar por un modelo más respetuoso con el medioambiente mediante el desarrollo de energías renovables y programas de ahorro.

El gobierno canadiense aprobó recientemente una moratoria sobre las explotaciones de gas natural ante las exigencias de los grupos ecologistas y el informe presentado por el «Bureau d’audiences publiques sur l’environnement» (BAPE).
Dicho gobierno ha decidido analizar detenidamente los estudios existentes sobre el impacto medioambiental de las explotaciones de gas natural antes de decidir si da vía libre o no a los trabajos. En Francia se está llevando a cabo una petición pública formal para exigir una moratoria y una suspensión de los trabajos de búsqueda de gas en todo su territorio.

Petición francesa

Fuente Gasland

About the author

1 Comment

  1. Obligados a mantener un consumo, voraz, y deliberado de energías sucias; sin otras salidas Limpias, que permitan un futuro a nuestros hijos solo nos queda encarcelar a políticos, y financieros corruptos. Rebelión !

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.