Favela en transición

Favela en transición

- in Noticias
1631
0

El movimiento “Transition Towns” (comunidades en transición) nace en Kinsale, en el sur de Irlanda, para buscar respuestas comunitarias a los retos del cénit del petróleo y el cambio climático.

Las comunidades en transición se organizan para transformar su modelo de funcionamiento y ser menos dependientes del petróleo, integrarse de forma más natural en el medioambiente y ser más resistentes ante las crisis. El apoyo a la economía local mediante la promoción de ferias, de trueques y mercados de productos ecológicos e incluso instaurando una moneda local son algunos de los aspectos en los que se basa una comunidad en transición. En estas comunidades, son los propios ciudadanos quienes inician este tipo de cambio basado en la restauración del sentimiento de comunidad y el compromiso con lo local. En las grandes ciudades, el movimiento de transición suele iniciarse en los barrios.

En Brasil, ciudades como Sao Paulo, Río de Janeiro, Brasilia o Porto Alegre registran iniciativas relacionadas con el movimiento de transición. Una de las más llamativas es la de Vila Brasilândia, una favela en el norte de Sao Paulo que, desde hace seis meses, está llevando a cabo diversas iniciativas encaminadas a conseguir la autosuficiencia del barrio y una menor dependencia de los combustibles fósiles. Asimismo, está llevando a cabo un proyecto de conservación del bosque de la Cantareira, un programa de inserción profesional para mujeres de más de 35 años y la creación de huertos comunitarios en terrenos hasta entonces abandonados, entre otras iniciativas.

El movimiento de transición de la favela busca apoyos y ayudas para llevar a cabo sus propuestas y conseguir crear puestos de trabajo y formación para los jóvenes del barrio siempre que se enmarquen dentro de los postulados y de la filosofía de transición. En general, el movimiento de transición se lleva a cabo en comunidades o barrios de clase media alta en los que las necesidades básicas de la población están cubiertas. Iniciar un proceso de este tipo en unos barrios con un gran índice de pobreza en los que se carece de infraestructuras sociales constituye un mayor reto. El hecho de aplicar los principios del movimiento de transición en comunidades pobres en tan poco tiempo ha hecho de Brasil un país innovador en la materia. Uno de los miembros de la comunidad, la periodista Monica Picavea, creadora del centro de sostenibilidad CRIS (Centro de Referência e Integração em Sustentabilidade) fue la encargada de acercar el movimiento de transición a “Vila Brasilândia” con el apoyo de la Fundación Stickel, una ONG que fomenta el arte y el desarrollo sostenible.

El proyecto prosperó y fue reconocido como el primer ejemplo mundial de ciudades en transición llevado a cabo en una comunidad pobre. Según Monica, “llevar a cabo proyectos de desarrollo sostenible en un barrio de este tipo es un gran desafío. Vila Brasilândia, que cuenta con 140.000 habitantes, carece de equipamientos culturales y su población es altamente vulnerable. El arquitecto Franck Siciliano, uno de los promotores del movimiento de transición en Brasil, comenta, “el objetivo del movimiento de transición en Brasil es organizar una alternativa a un tipo de desarrollo insostenible. El cambio climático acelera la urgencia de crear un nuevo modelo, y esa transición debe ser lo menos dolorosa posible, lo que se logra recuperando el sentido de comunidad que se había perdido durante la fiebre de la sociedad industrial”.

Fuente

Transición Brasil (Monica Picavea)

Fundación Stickel

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.