Éxito del transporte público gratuito

Éxito del transporte público gratuito

- in Permacultura
1884
0

La red de transporte municipal Libellus es gratuita desde el 1 de octubre de 2008 en los pueblos franceses de Castres y Mazamet, en el sureste francés.

Los resultados de un primer balance confirman el éxito de la iniciativa seis meses después de entrar en funcionamiento el servicio gratuito de transporte.

En Castres, a raíz de la entrada en vigor de la gratuidad, el número de personas que utilizaron el autobús para sus desplazamientos aumentó un 76%, mientras en la vecina población de Mazamet, el aumento fue espectacular y alcanzó un 186% más de pasajeros. La iniciativa fue idea del alcalde de Castres que es a su vez el responsable de transportes de la comunidad Castres-Mazamet. Lo más llamativo es el aumento considerable del número de escolares que frecuentan los autobuses.

Hasta ahora, los padres preferían llevar a sus hijos en coche al colegio, en lugar de pagar los 142 euros por cada niño que costaba el abono anual del autobús. Los responsables de transporte de la comarca están considerando la posibilidad de ampliar la gratuidad de los autobuses a otras zonas o líneas. Asimismo, se está llevando a cabo un estudio para explicar las verdaderas causas de un aumento tan significativo de usuarios desde que se implantara la gratuidad del servicio.

libellus

Castres-Mazamet

About the author

0 Comments

  1. Que suba la utilización del autobús es muy lógico: ahora las personas lo cogen incluso para hacer 100 o 200 metros cuando antes lo cogían sólo para distancias largas. Lo interesante sería saber si los trajes en coche han reducido…

  2. Se supone que si que se ha reducido el uso del coche. Los padres ya no llevan a sus hijos en vehículo particular, son muchos niños cada día. Estoy esperando iniciativas de este tipo en Bilbao.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.