Europa pierde sus abejas

Europa pierde sus abejas

- in Noticias
1629
0

Son muchas las causas por las cuales las colonias de abejas están desapareciendo en todo el mundo. Sólo en Europa han desaparecido 7.000 millones de abejas, el equivalente a 13,4 millones de colonias. Estas bajas suponen una enorme amenaza para la seguridad alimentaria. Entre 2005 y 2010, el desarrollo vertiginoso de cultivos oleaginosos destinados a fabricar agrocombustibles propició que las necesidades de polinización aumentaran cinco veces más rápido que el número de colonias. Por otro lado, la agricultura intensiva fomentada por unas políticas cada vez más alejadas de la realidad lleva ya mucho tiempo utilizando ciertos químicos de síntesis letales para los insectos polinizadores. Este déficit significa que Europa sólo dispone de un tercio de las colonias de abejas que necesitaría para polinizar sus cultivos.

abejas Europa tiene un grave déficit de abejas. Así lo afirman científicos de la Universidad de Reading, en el Reino Unido. En la mitad de los 41 países estudiados no hay suficientes abejas para polinizar correctamente los cultivos y este déficit es especialmente notable en Francia, Italia, Alemania y Gran Bretaña. El caso más alarmante es el de Gran Bretaña, donde sólo se dispone de un cuarto de las colonias necesarias para la polinización de los cultivos.

La agricultura es cada vez más dependiente de la polinización de las abejas. Esto se debe a la política europea en materia de agrocombustibles y a las ayudas que los agricultores recibieron para cultivar oleaginosos, que propició la creación de grandes extensiones de monocultivos, muy perjudiciales para los insectos polinizadores debido a su nula biodiversidad y al elevado uso de sustancias químicas sintéticas.

Esta desconexión entre las políticas medioambientales y las políticas agrícolas que incitan a los agricultores a cultivar plantas destinadas a convertirse en combustible hace que no exista la necesaria reflexión sobre la importancia de conservar y ayudar a los insectos polinizadores. Sin embargo, los polinizadores naturales representan un eslabón esencial en nuestra cadena alimentaria: más del 85% de las especies vegetales que crecen de todo el planeta, incluyendo los alimentos básicos y más nutritivos, necesitan de los polinizadores para existir. Este hecho es suficiente para que se frene de una vez por todas el declive de las colonias de abejas.

La agricultura debería configurarse en función de estos polinizadores y garantizarles un hábitat natural y salvaje para su desarrollo. Es urgente que otra agricultura tome las riendas de la producción de alimentos y que lo haga eliminando cualquier causa que perjudique a las abejas. Los responsables políticos deben adaptar las normas y dirigirlas hacia unas prácticas agrícolas que respeten la vida de unos insectos imprescindibles para la producción de alimentos.

Fuente

Más información

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.