Estudiantes en la granja

Estudiantes en la granja

- in Noticias
1527
0

El concepto de «Campus verde» nació en la región francesa de Pas de Calais para designar a una explotación agrícola que aloja en sus dependencias a estudiantes por un precio asequible, lo que supone unos ingresos extras para los agricultores.

Los estudiantes se alojan en unos establos renovados, cómodos y económicos. De esta forma, las explotaciones agrícolas pueden renovar sus instalaciones al mismo tiempo que se cubre la demanda de alojamiento estudiantil. Actualmente son ya 300 alojamientos adheridos a la red “Campus verde”, que comenzó con un grupo de agricultores alentados por el departamento de desarrollo local de la región y que se está expandiendo hacia otras zonas del norte francés. En el pueblo de Verlinghem, cerca de Lille, la idea sedujo rápidamente a Henri y Françoise Deldalle, agricultores especializados en ganado aviar. “Gracias a esta iniciativa podemos realizar nuestro antiguo sueño de reformar la granja para dejarla en su estado original. La anterior generación la había transformado completamente al instalar hangares, sillares y chapa. Nosotros hemos eliminado todo eso”, comenta Henri. Los antiguos establos en ruinas se renovaron gracias al proyecto “Campus verdes”.

Apenas acabada la reforma, comenzaron a llegar estudiantes. El matrimonio agricultor ofrece actualmente 6 alojamientos de entre 23 y 40 metros cuadrados, el máximo que permite la red de “Campus verdes” para evitar que las granjas se conviertan en ciudades universitarias alternativas. Según comenta Henri, el propietario, “Los estudiantes que acuden a nosotros van en busca de tranquilidad”. Son muchas las ventajas de alojarse en granjas con respecto a hacerlo en las típicas residencias universitarias, la mayoría en el centro de ciudades en las que es difícil conversar con el vecino y encontrar la calma necesaria para estudiar o salir a pasear y hacer deporte. Además, los propietarios organizan una cena de bienvenida y varias actividades a las que invitan a los estudiantes. Alojarse en estos “Campus verdes” es una oportunidad de conocer gente y entablar relaciones de una forma más directa.

El precio de los alquileres los fija el “Campus verde” en función del tamaño y la ubicación de las granjas. Una habitación de unos 25 ó 30 metros cuadrados puede costar aproximadamente 280 euros. Para los agricultores, el beneficio comienza a partir de los cinco años; para los estudiantes, una vez descontada la ayuda estatal para el alojamiento, resulta muy económico ya que pagan una media de 110 euros mensuales. Según un portavoz del departamento regional de desarrollo local, “Los alojamientos en granjas resultan entre un 20 y un 40% más baratos que la media del mercado”. La demanda está aumentando debido a la escasez de la oferta. “En la región de Pas de Calais, hay 120.000 estudiantes. Por cada oferta de alojamiento hay diez demandas”, afirma el portavoz regional para el desarrollo local, que afirma: “No habilitaremos más alojamientos que los que exige la demanda. Es un verdadero reto para el mundo agrícola”. De esta forma se trata de evitar la sobreproducción que no llevaría más que al fracaso de un proyecto que nació para cubrir una demanda al mismo tiempo que se ayuda a los agricultores a proseguir su actividad.

Fuente

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.