Estrasburgo rechaza los pesticidas

Estrasburgo rechaza los pesticidas

- in Noticias
1387
0

En las aceras y en los paseos de los parques de Estrasburgo pronto se percibirá la presencia de hierba. Sin embargo, esto no es una señal del abandono por parte de los encargados de limpieza de sus calles, sino que forma parte de un plan municipal que pretende no utilizar ningún tipo de herbicida en sus espacios públicos.

En los espacios verdes y públicos de Estrasburgo se emplearán métodos alternativos de desbrozado. Los responsables municipales se han fijado el objetivo de no volver a utilizar pesticidas ni herbicidas hasta finales de 2010 con el objetivo de conservar la capa freática, la salud de los trabajadores y la biodiversidad.

Los servicios municipales de la capital alsaciana están en pleno periodo de pruebas para dar con el sistema más adecuado: barrido y cepillado mecánico, desbrozado térmico, aparatos de vapor o agua caliente, todos los sistemas que les permitan alcanzar su objetivo. Por otro lado, se están poniendo en marcha técnicas para prevenir la presencia de “malas hierbas”, tales como el uso de plantas protectoras o el empajado. Se pretende que los vecinos de zonas verdes o espacios públicos perciban una gran diferencia. El tratamiento que se aplique dependerá de la especie que se deba tratar. Por ejemplo, en zonas de abundantes flores se llevará a cabo un desbrozado manual y regular por razones estéticas, mientras que al pie de los árboles urbanos se dejará crecer vegetación. Del mismo modo, cuando un árbol muera, no se retirará sistemáticamente, sino que se dejará en su sitio para mantener de esa forma la microfauna y sus beneficios.

Esta campaña de “Cero Pesticidas” no se olvida de los ciudadanos. Con el objetivo de convencerlos de la eficacia de estos métodos mediante argumentos fundamentados y facilitar su transición hacia prácticas alternativas, la campaña se publicitará con lemas del tipo: «Sólo un 10% de los productos fitosanitarios alcanzan su objetivo. El resto se disemina en el medioambiente”. “¿Sabía usted que una sola gota de pesticida es suficiente para contaminar varios cientos de litros de agua?».

Aparte de estas “alertas”, se proporcionarán múltiples consejos sobre los diversos métodos, para que también puedan aplicarse en el ámbito doméstico: El empajado limita el desarrollo de malas hierbas y la evaporación del agua. Se pueden utilizar residuos secos de poda, paja, etc. El desbrozado: se aconseja hacerlo de forma manual o escaldando las plantas que lleven más tiempo. La altura de la poda se aconseja hacerla entre 6 y 8 centímetros para favorecer un mejor enraizamiento y una mayor resistencia a la sequía. Las amapolas, las ortigas, la borraja o la manzanilla son bienvenidas ya que aportan un gran beneficio a los insectos, comenzando por las abejas. Asimismo, se aconseja utilizar, cuando sea necesario, el abono natural a base de ortigas. Se trata de una conversión a la ecología de los servicios municipales de jardinería y paisajística de la ciudad francesa. Un gran paso hacia la protección medioambiental, la conservación de la aguas subterráneas y la calidad del aire de la ciudad. Esperemos que se vayan sumando otras ciudades. Este tipo de métodos resulta más económico, proporciona más puestos de trabajo y ayuda a mejorar la salud de los ciudadanos y del planeta. Con esta nueva iniciativa verde, que se suma a otras tantas ya iniciadas, la ciudad del noreste francés destaca como una de las más activas en cuestiones medioambientales de toda Europa.

Fuente(word)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.