¿Es el virus Zika una nueva amenaza del cambio climático?

¿Es el virus Zika una nueva amenaza del cambio climático?

- in Salud
2121
0
el virus del Zika es transmitido por un mosquito

Si bien la aparición del virus Zika, transmitido por el mosquito Aedes aegypti en América central y Sudamérica afecta a las mujeres embarazadas de la región, muchos expertos creen que esta situación es un aviso más de las amenazas sobre la salud pública que provoca el cambio climático.

 

El Zika no es algo extraño para la comunidad científica que investiga el cambio climático. Según los expertos, es algo que ya habían previsto hace más de 20 años.

Mientras el planeta se enfrente a cambios drásticos de temperaturas y fenómenos meteorológicos extremos provocados por el cambio climático, las especies se moverán de un lado a otro buscando adaptarse y sus patógenos entrarán en contacto con otras especies que no opondrán resistencia.

 

Los científicos siguen investigando la relación entre la subida de las temperaturas y las alteraciones de los regímenes lluviosos con la expansión del Zika, que mayoritariamente se expande a través de un vector: el mosquito.

Otro factor que podría favorecer la aparición de este tipo de virus son los desplazamientos masivos de personas en todo el mundo, acuciados por los fenómenos producidos (sequías, inundaciones) por el cambio climático.

El virus Zika se transmite a través de mosquitos

La OMS, quien declaró el estado de emergencia para la salud pública debido al virus del Zika, afirma que el cambio climático y sus efectos propician una vuelta de los vectores transmisores de enfermedades.

Según la OMS, un aumento global de la temperatura del planeta de 2 a 3 grados incrementaría entre un 3% y un 5% el número de personas con riesgo de sufrir malaria. Este porcentaje equivale a varios cientos de millones de personas.

 

En áreas donde la malaria es ya un mal endémico, se espera que la temporada de esta enfermedad se alargue. El Aedes aegypti, mosquito que transporta el virus Zika entre otros, se desarrolla mejor en entornos cálidos.

El cambio climático está alcanzando practicamente todo rincón del mundo, lo que supone también el desencadenamiento de diferentes enfermedades. Un incremento de las precipitaciones creará más zonas húmedas donde se desarrollan los mosquitos, aumentando las posibilidades de expansión de la malaria y la fiebre del valle del rift.

La deforestación y la agricultura industrial también contribuyen a aumentar el riesgo de expansión de la malaria, mientras que la enorme cantidad de calor emitida por los océanos puede provocar la proliferación de algas tóxicas y con ello causar infecciones en los seres humanos.

Según opina Diarmid Campbell-Lendrum, unos de los científicos de la OMS expertos en el cambio climático, «sabemos que unas condiciones climatológicas más cálidas facilitan la proliferación de los mosquitos como vectores de transmisión de enfermedades, por ello es muy probable que las condiciones climáticas hayan influido de forma decisiva en la expansión del Zika”.

Otro factor a tener en cuenta son las inundaciones, que propiciarían la aparición de agentes infecciosos en el agua y obligaría a reforzar la vigilancia y las respuestas para evitar un amplio rango de enfermedades.

Estamos alterando el sistema climático de la tierra y eso se acaba pagando. Sólo la contaminación del aire mata a 7 millones de personas cada año en todo el mundo.

 Las migraciones masivas controbuyen a la expansión de virus como el zika

La erradicación de amenazas como el brote del Zika preocupa a los países occidentales. Mientras el planeta se calienta, es posible que se descuide la preparación para erradicar otras enfermedades no consideradas como amenazas. Los países pobres están acostumbrados a lidiar con este tipo de enfermedades y no se sorprenden. Sin embargo, en Europa y América del Norte, la gente ha vivido en una burbuja creyendo que la riqueza y la tecnología nos protegerán del cambio climático y sus efectos.

 

En el futuro, según los expertos, surgirán nuevas enfermedades transmitidas por vectores y propiciadas por el cambio climático. Por ejemplo las enfermedades transmitidas por el agua (diarrea, hepatitis A) aumentarán, lo que supondrá enormes consecuencias para muchos países subdesarrollados.

 

Estas enfermedades registraron brotes en el pasado debido a precipitaciones extremas. Hoy en día, el entorno medioambiental que hemos construido no está preparado para el clima en el que pronto viviremos: la mitad de los ríos han sido diseñados por el hombre y no serán capaces de contener la cantidad de agua extra que los inundará.

Las inundaciones conllevarán la proliferación de los mosquitos como vectores transmisores de enfermedades además de causar enfermedades transmitidas por el agua, que actuaría como vector. Por otro lado, las inundaciones agudizarán la carencia de agua potable en muchas regiones, especialmente en las zonas costeras de África y Asia.

Fuente

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.