EnClave por un consumo responsable

EnClave por un consumo responsable

- in Permacultura
1927
0
El consumo responsable es la mejor herramienta del consumidor
El consumo responsable es un arma poderosa con que contamos los ciudadanos: con el simple hecho de prestar atención a lo que consumimos podemos fomentar una forma de vida, apoyar oficios en peligro de extinción, luchar contra la despoblación y el desarraigo en los ámbitos rurales y contra la destrucción del medio ambiente a la vez que favorecemos una economía local… Sin embargo, a menudo el desconocimiento hace que nos resulte difícil poner en práctica esta teoría. ¿Dónde podemos encontrar productos que sean realmente respetuosos con el medio ambiente y con quienes los producen? ¿Cómo podemos colaborar para que nuestro dinero vaya a los productores y no se pierda en el intrincado mundo de los intermediarios? ¿Es mejor consumir productos ecológicos certificados o locales? Eva, de la asociación sin ánimo de lucro EnClave, con sede en Madrid, se encarga de resolver nuestras dudas.

EnClave es una organización sin ánimo de lucro nacida a principios de 2013 y formada por cuatro personas, todas ellas licenciadas en ciencias ambientales. Su objetivo, ofrecer una educación ambiental, ha llevado a sus creadores a la realización de toda una serie de actividades que no solamente informan, sino que son divertidas y enriquecedoras.

LADYVERD.COM: ¿Cómo estáis enfocando la educación medioambiental? ¿Qué tipo de actividades lleva a cabo EnClave?

ENCLAVE: Tenemos varios ámbitos de actuación. Por un lado nos dedicamos a la difusión de información sobre lo que es la producción ecológica y lo que significan los canales cortos de distribución. Para ello hemos creado varias ramas tales como la organización de campamentos de verano para niños, talleres infantiles… Por ejemplo ahora, de cara a las navidades, vamos a enseñar a los peques a diseñar sus propios adornos de navidad utilizando materiales reciclados, a hacer los regalos para los padres, ¡e incluso el propio árbol! También trabajamos con centros escolares, donde tratamos de transmitir a los más pequeños los conceptos del respeto medioambiental de forma lúdica, a través de las artes escénicas.

Por otro lado, estamos trabajando para que el agroturismo no se limite a una escapada al campo, sino que implique un aprendizaje, una integración y conocimiento del medio rural donde se van a pasar unos días. Así, nos ponemos en contacto con los artesanos y productores ecológicos de la zona y llevamos a cabo visitas guiadas mensuales de tal forma que los visitantes, en su papel de consumidores, puedan conocer de primera mano al productor y averiguar los canales de comercialización de ciertos bienes de consumo. De esta forma se establece un vínculo entre las dos partes, se genera una confianza que no puede darse cuando uno va a hacer la compra a un supermercado. Con esta fórmula, todos ganan: el consumidor aprende no sólo cómo se elabora un producto de su interés, sino quién lo produce y dónde puede conseguirlo, normalmente a través de los distintos grupos de consumo de la región. Por su parte, el productor tiene la posibilidad de dar a conocer su oficio y hacer que perviva en el tiempo.

LADYVERD.COM: ¿Todos los productores con que trabajáis están certificados?

ENCLAVE: Todos cuentan con lo que denominamos la “Certificación Social Participativa”. Se trata de un sistema de garantía basado en el contacto directo con el productor. Los certificados ecológicos están muy bien, pero suelen resultar demasiado caros y demasiado burocráticos para un pequeño productor, que además acaba percibiendo un precio ridículo por su producto cuando lo comercializa a través de los canales convencionales. Nosotros no nos basamos en estas certificaciones oficiales, sino que contamos con nuestro propio sistema de certificación que nos garantiza el respeto a unas condiciones básicas que, además, tienen en cuenta una serie de criterios sociales, cosa que no ocurre con las certificaciones ecológicas convencionales… Estos productos con certificación social participativa se pueden adquirir en los denominados grupos de consumo, asociaciones que se crean con el fin de comprar y consumir estos productos, prescindiendo de los intermediarios y haciendo que el beneficio llegue enteramente a manos del productor para garantizar su subsistencia.

LADYVERD.COM: ¿Dónde puedo encontrar esos grupos de consumo?

ENCLAVE: Hay muchísimos. Un grupo de consumo suele crearse por iniciativa de un grupo de amigos, una comunidad de vecinos o un colectivo con los mismos intereses… Por poner un ejemplo, la Red Agroecológica de Lavapiés cuenta con 16 grupos de consumo. Muchos tienen listas de espera de gente que quiere entrar a formar parte de ellos. Sin embargo, con un poco de interés y ganas, todo el mundo puede crear su propio grupo de consumo. En EnClave contamos con un servicio de asesoría gratuito para quienes quieran formar uno pero no sepan cómo. Basándonos en nuestra experiencia, transmitimos a los interesados las estrategias que pueden resultar mejor dependiendo del tamaño del grupo, las distintas formas de gestión, etc. En cualquier caso, la pertenencia a un grupo de consumo conlleva un cierto nivel de implicación en la organización. Estas formas de consumo tienen un especial interés debido a que fomentan las relaciones entre productor y consumidor, no tienen nada que ver con ir a comprar a un mercado y volverte con la cesta cargada, sin saber nada del origen de los productos que hay en ella. Para encontrar un grupo de consumo hay varias webs que pueden ser de utilidad: gruposdeconsumo.blogspot.com, GAK (Grupos Autogestionados de Konsumo), ISAM (Iniciativa Soberanía Alimentaria Madrid)…

LADYVERD.COM: ¿Cómo acercáis vuestro proyecto a la gente?

ENCLAVE: EnClave forma parte del Mercado Social de Madrid. Esta organización, integrada en la red REAS, se encarga de poner en contacto a entidades de economía social y a cualquier consumidor que quiera acceder a sus productos. Una de las herramientas con las que funciona el Mercado es el Boniato, la moneda local en formato electrónico mediante la que los consumidores asociados pueden pagar parte de sus compras. El Boniato, como otras monedas locales en funcionamiento desde hace años, es un útil que fomenta la economía local y dota de un carácter más humano a una relación social como es el comercio.

La verdad es que no nos podemos quejar porque, hasta ahora, hemos tenido muy buena acogida. Desde el principio nos dimos cuenta de que la gente está necesitada de salir al campo y disfrutar de una forma diferente. Algunas de nuestras visitas a productores locales, que en principio estaban planificadas para una sola vez, tuvieron que repetirse en varias ocasiones debido a la enorme demanda que tuvieron. Y somos conscientes de que hay muchísimo trabajo por hacer. Por motivos de capacidad, ahora mismo estamos centrando nuestras actividades en la alimentación, pero pretendemos expandir nuestra labor a todos los ámbitos de consumo, entre otros la dinamización de las zonas rurales a través de las redes de alojamientos.

EnClave

Mercado Social de Madrid

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.