En Portugal, los anfibios son cuestión de salud

En Portugal, los anfibios son cuestión de salud

- in Noticias
1485
0

Portugal iniciará un proyecto medioambiental para recuperar y rehabilitar el hábitat de las ranas y los sapos, cuyo objetivo es conservar a estos anfibios. Su función de control sobre los insectos que pueden actuar como vectores de enfermedades les convierte en un factor sanitario de prevención muy importante para el futuro.

El hábitat de los anfibios se encuentra amenazado por la construcción civil y por la agricultura. El proyecto del “Centro de Investigação e Biodiversidade e Recursos Genéticos” (CIBIO), de la Universidad de Oporto, nace con el objetivo de conservar y construir humedales que faciliten la vida de estos animales para que puedan seguir cumpliendo su papel en la naturaleza. El cambio climático propicia la aparición de nuevas enfermedades. Sin ir más lejos, la Dirección General de Salud portuguesa anunció hace unas semanas la probable aparición de un caso de infección por virus del Nilo Occidental, un tipo de virus conocido como flavivirus, que se disemina cuando un mosquito pica a un ave infectada y posteriormente lo inocula a una persona. Según Filipe Duarte, especialista en cuestiones sobre el cambio climático, “existen enfermedades que se transmiten por vectores, especialmente mosquitos, garrapatas y roedores. Estos vectores ven sus condiciones de vida mejoradas por el cambio climático y proliferan, con lo que puede aumentar la incidencia de las enfermedades relacionadas con ellos». Mediante el proyecto de conservación de anfibios se identificarán las zonas degradadas que necesitan ser rehabilitadas y que resultan muy importantes para la vida de estos animales. Más adelante, se deberá llegar a acuerdos con los propietarios de terrenos para proteger esos entornos e informar a los habitantes locales sobre la importancia de conservarlos.

Muchos lagos y charcas no sólo son importantes para los anfibios, sino que también lo son para algunos reptiles, aves acuáticas y plantas. Actualmente, en Portugal se encuentran en peligro de extinción dos tipos de anfibios: la salamandra lusitana y una especie de tritón. El proyecto tendrá una duración de dos años a los que seguirá un trabajo de monitorización para controlar la evolución de los sitios intervenidos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.