El trabajo del futuro, huir del “todo por la pasta”

El trabajo del futuro, huir del “todo por la pasta”

- in Noticias
1529
0

Pese a la crisis económica que estamos viviendo en todo el mundo, muchos trabajadores abandonan su puesto de trabajo de forma voluntaria. Cansados de no encontrar en su día a día los estímulos necesarios para que su vida les resulte mínimamente satisfactoria, muchos profesionales optan por buscar nuevas relaciones laborales en las que prevalezcan unos valores que desgraciadamente han ido desapareciendo del mundo laboral. En Francia, la Red de Intercambios y Prácticas Alternativas y Solidarias (Repas) ofrece a quienes se atreven a dar el paso la oportunidad de conocer de cerca el funcionamiento de empresas éticas y solidarias en todo el país.

Privilegiar la utilidad social y no sólo el beneficio económico, aprender a trabajar en equipo y establecer nuevas relaciones entre productores y consumidores son algunos motivos por los que muchos empleados ponen fin a su antiguo puesto de trabajo para iniciar una nueva aventura en una economía solidaria y colaborativa. Una nueva forma de relacionarse trabajando es lo que propone Repas, la Red de Intercambios y Prácticas Alternativas y Solidarias, una organización de empresas francesas que forman parte de la economía alternativa y solidaria y cuyos comportamientos éticos y humanos buscan establecer una relación más estrecha entre productores y consumidores dentro de ámbitos económicos locales.

 

Desde hace 15 años, la red Repas reúne a una treintena de empresas de todo el territorio francés cuyos principios y prácticas económicas se alejan del típico egocentrismo y consumismo que caracterizan la economía capitalista cuyos resultados estamos sufriendo actualmente. Estas empresas, aunque proceden de sectores completamente diferentes, poseen una cultura empresarial similar: así, existen empresas agrícolas agrupadas en una estructura colectiva que reúne a los socios alrededor de una producción diversificada y una comercialización asociada a los consumidores; las empresas que se dedican a la elaboración de un recurso local adoptan estructuras cooperativas y estimulan el desarrollo económico y social de su entorno generando y participando de una fusión de actividades; aquellas empresas del ámbito cultural o social ponen en marcha formas de gestión desjerarquizadas en las que cada cual es antes persona que espectáculo… Repas se enriquece mediante encuentros periódicos en los que sus miembros tienen la oportunidad de conocerse mejor e intercambiar prácticas y experiencias. Además, la organización ofrece a quienes desean desarrollar un proyecto o simplemente ponerse en contacto con la realidad y la experiencia de otros que recorrieron el camino antes que ellos la oportunidad de realizar una especie de “Tour de France” de tres meses cuyas etapas son siempre empresas de la red. En esta experiencia, los participantes no aprenderán un oficio, pero comprenderán y asimilarán los valores del proyecto cooperativo. Esta ruta se organiza una vez al año de febrero a junio y se alternan tanto inmersiones individuales como para grupos. Durante estos tres meses se despierta la curiosidad del participante y se le anima a emprender su propia actividad.

Esta vuelta a Francia alternativa y solidaria, que Repas llama “Compagnonnage” consiste en aprender durante el recorrido, en salir a la aventura, al encuentro y en enriquecerse de experiencias y de trabajo en una red. Para quienes deseen participar, la red les explica en su página web sus propuestas: – Si consideras que actuar en conjunto, compartir e intercambiar es compatible con tu libertad individual; – si un sueldo modesto y un consumo razonado te seducen más que venderte en el mercado laboral al mejor postor; – si crees que se puede hacer algo contra la desertificación del mundo rural y la deshumanización urbana; – si piensas crear o participar en una actividad que privilegie la utilidad social al beneficio; – si te parece que puedes aprender sobre la marcha, trabajando con alguien dispuesto a enseñarte y a transmitirte su experiencia; – si ardes en deseos de pasar a la acción, de actuar antes hablar y dar discursos; – si te tienta la aventura y decides estar disponible de febrero a junio… Consulta el programa y las modalidades de inscripción.

Actualmente, este tipo de formación, que en su día estuvo reconocida, ha sido excluida de los presupuestos estatales, por lo que la red está teniendo problemas para financiar esta actividad. Por este motivo, los miembros del “Compagnonnage” deben encontrar soluciones ellos mismos para garantizar su día a día, aportando cantidades económicas en función de su situación personal. Por otra parte, la red posee una editorial, “Prácticas Utópicas”, que publica libros, testimonios de experiencias alternativas y solidarias que muestran que aún hay sitio para un tipo de actividad libre y solidaria. Estas obras desean animar a quienes se sienten defraudados e insatisfechos con el mundo en el que viven y quieren tomar un camino diferente.

Fuente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.