El Partido de la Bicicleta

El Partido de la Bicicleta

- in Noticias
1665
0

En las próximas elecciones, los votantes franceses dispondrán de una nueva alternativa, un nuevo partido que propone soluciones a la crisis y a la contaminación en las ciudades, un partido que desea ser un proyecto social alternativo que permita a los ciudadanos vencer las crisis económica, social, energética y medioambiental: el Partido de la Bicicleta.

Con el lema “La bici ahora”, el Partido de la Bicicleta se presenta a las elecciones presidenciales francesas. El Partido de la Bicicleta pretende conformar un espacio de reflexión y análisis sobre la filosofía de la bicicleta y reivindica una idea de sociedad.

La bicicleta puede liberar a los ciudadanos de la atadura de los préstamos bancarios y de la dependencia del petróleo haciéndolos más autónomos, más solidarios, más ricos y más solventes.

El Partido reúne a ciudadanos que utilizan la bicicleta como medio de transporte cotidiano, pero también a quienes están concienciados y convencidos de la necesidad de cambiar muchas cosas en una sociedad asediada por el fin de un ciclo político y económico. El Partido de la Bicicleta quiere ser una respuesta ante las crisis estructurales del capitalismo, especialmente la crisis de la deuda. Para ello propone una economía relocalizada y a escala humana que privilegie el “vivir mejor” antes que el “consumir más”, la felicidad antes que el PIB. El Partido de la Bicicleta responde de igual forma a los retos sociales actuando como herramienta de convivencia que permite a los ciudadanos desplazarse libremente en la medida en que la sociedad ponga a su servicio las condiciones de movilidad y urbanismo adaptadas de forma adecuada a sus necesidades. El Partido de la Bicicleta es una respuesta a la crisis energética: una sociedad adaptada a la bicicleta, tanto en términos de infraestructuras como de ordenamiento territorial, liberaría al ciudadano de la dependencia del petróleo y de la energía nuclear. Evitaría el desarrollo masivo del automóvil eléctrico (que no es otra cosa más que un vehículo nuclear) y de los agrocombustibles (que acaparan las tierras de cultivo y las contaminan). La bicicleta representa la herramienta de convivencia absoluta de la necesaria transición energética que el mundo deberá comenzar.

En Francia, durante la reciente campaña sobre la obesidad infantil, se habló del tamaño de las patatas fritas de los comedores escolares, pero no se dijo ni una palabra sobre el trayecto que hacen los niños de casa al colegio y del colegio a casa”, afirma M. Damian, alcalde del municipio de Creon y miembro de la organización por la defensa de la bicicleta “Villes Cyclables“, Burdeos, quien va a crear un sistema de servicio escolar de bicicletas para uso de los alumnos.

El Partido de la Bicicleta responde también a las crisis medioambientales, ya que el desarrollo masivo de la bicicleta como medio de transporte permitiría limitar de forma drástica las emisiones de CO2 y la contaminación. Además, el uso cotidiano de la bicicleta favorece la conservación de la biodiversidad, la disminución del ruido y la calidad de los paisajes y de la vida. El Partido de la Bicicleta tiene previsto presentarse a todas las elecciones francesas y hace una llamamiento a los votantes para que vuelvan a apropiarse de la vida política, para suscitar el debate público necesario y compartir el futuro entre todos.

Ciudades por la bicicleta El próximo 26 de enero, el Gobierno francés tiene previsto anunciar su Plan Nacional de la Bicicleta. La asociación por la defensa de la bicicleta “Villes Cyclables” desea que se lleven a cabo acciones concretas y, para ello, entregarán a las autoridades un conjunto de propuestas fiscales y de seguridad que favorezcan el uso de la bicicleta entre los trabajadores. Según M. Damian, uno de sus miembros, “La primera medida debería consistir en destinar el 10% de las inversiones dirigidas a las obras de carreteras y autopistas al desarrollo de la movilidad alternativa. A su vez, se debe poner en marcha una política que favorezca el uso de la bicicleta entre los trabajadores estableciendo, como se lleva a cabo en Bélgica, una prima de 0,21 euros por kilómetro para aquellos empleados que acudan al trabajo en bicicleta. La práctica diaria de la bicicleta ayuda a conservar la salud del ciclista pero también de los demás ciudadanos:media hora de bicicleta diaria propicia a la Seguridad Social un ahorro anual de 1.000 euros”.

Partido de la Bicicleta

Fuente

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.