El hormigón también se recicla

El hormigón también se recicla

- in Permacultura
1529
0

Al evocar el reciclado casi siempre nos viene a la memoria el plástico o las botellas de vidrio o el cartón. Sin embargo, hay un material mucho más problemático y pesado y cuyo reciclado resulta muy ventajoso para el medioambiente: el hormigón.

El hormigón supone un gran reto medioambiental. Es el material más utilizado en el mundo después del agua. Aproximadamente se fabrican 25.000 millones de toneladas al año, unos 6 millones de camiones de hormigón al día. Se trata de un material muy duradero, las estructuras de hormigón apenas sufren desgaste y se destruyen solamente cuando dejan de ser necesarias. El hormigón, es decir, la mezcla de cemento más grava o piedras, no puede transformarse en cemento ya que resulta prácticamente imposible limpiar el granulado.

El reciclado del hormigón no permitiría reducir las emisiones de CO2 relacionadas con la producción del cemento. Pero su reciclaje permitiría reducir los vertidos y de esta forma recuperar los materiales útiles. Además, el uso de hormigón reciclado reduciría la huella ecológica y el coste del transporte del hormigón nuevo. Normalmente, el hormigón reciclado se reduce a pequeños fragmentos que se utilizan para realizar reformas en carreteras o apuntalar infraestructuras. Según los expertos técnicos, aproximadamente un 20% del hormigón utilizado actualmente se podría reemplazar por hormigón reciclado. Según un reciente estudio del “World Business Council for Sustainable Development”, Europa, Estados Unidos y Japón, producen cada año 900 millones de toneladas de residuos provenientes de la construcción, de los cuales una gran parte está compuesta de hormigón. En Europa, de los 1.400 millones de toneladas de residuos anuales, el 40% (510 millones de toneladas) son residuos de la construcción. Estados Unidos produce 325 millones de toneladas de este tipo de residuos, Japón produce 77 millones. Dado que entre China e India producen actualmente el 50% del hormigón mundial, es previsible que sus residuos sean considerables. Ciertos países como Suiza reciclan casi todo su hormigón. La tasa europea de reciclado varía desde el mínimo que registra Portugal hasta el máximo de Suiza (95%).

En Francia, entrará en vigor en 2012 una ley que obligará a eliminar completamente el hormigón de los vertederos. Los países escandinavos ya cuentan con legislaciones similares. El “World Business Council” y su grupo de trabajo sobre el hormigón proponen una serie de recomendaciones para eliminar completamente el hormigón de los vertederos.

Ver informe completo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.