El hombre, primera causa de la pérdida de biodiversidad

El hombre, primera causa de la pérdida de biodiversidad

- in Noticias
2516
2

Un estudio publicado a finales de 2009 por la Dirección General de Medioambiente de la Comisión Europea y llevado a cabo por la consultora internacional ECORYS revela las causas de la pérdida de la biodiversidad y las medidas necesarias para frenarla.

2010 es el año de la biodiversidad. El día 22 de mayo de 2010 se celebraba asimismo el Día Internacional de la Biodiversidad. Estas celebraciones nos recuerdan la importancia de los servicios que nos presta la naturaleza que, aunque muchas veces nos pasan desapercibidos, resultan imprescindibles para mantener el equilibrio del planeta: la regulación de la composición química de la atmósfera, la producción de alimentos, el suministro de materias primas, el aprovisionamiento de agua, el reciclaje de nutrientes, el control biológico de las poblaciones de flora y fauna, el uso de recursos genéticos e incluso las actividades de ocio al aire libre, entre otros.

Pese a su valor y a su importancia para la vida, la biodiversidad continúa perdiéndose a un ritmo sin precedentes a medida que el desarrollo y la expansión del hombre provocan la fragmentación y la pérdida del hábitat de flora y fauna. Según diversos estudios, la pérdida de la biodiversidad continuará aumentando su ritmo en las próximas décadas. Debido a la enorme complejidad de la materia y a los múltiples entramados de actividades que tienen lugar en los ecosistemas, en los últimos tiempos se han llevado a cabo numerosos estudios que intentaban aclarar dichas interacciones y las presiones y amenazas que se ejercen sobre ellas y acaban afectando a la biodiversidad. Todos los estudios llegan a una misma conclusión: la principal causa de la pérdida de biodiversidad es la presión que ejerce el hombre sobre los ecosistemas. El informe “Study on understanding the causes of biodiversity loss and the policy assessment framework”, que estudia de forma exhaustiva los numerosos datos referentes a las amenazas y las causas de la pérdida de la biodiversidad, diferencia entre las causas DIRECTAS (tales como la modificación del uso del suelo, la conversión del hábitat para otros usos del suelo, la contaminación, el uso insostenible de los recursos naturales, el cambio climático y las especies invasivas) y las causas INDIRECTAS de la pérdida de biodiversidad (las negligencias administrativas y políticas, la falta de toma de decisiones acertadas y el funcionamiento institucional, así como los errores del sistema económico y de mercado).

Asimismo, el informe resalta la ausencia sistemática de conocimientos adecuados en la relación del hombre con el ecosistema, y de comprensión de los procesos del ecosistema que conservan la biodiversidad y proveen servicios. El estudio se centra en ejemplos reales de los ecosistemas marinos, costeros, humedales y forestales, dotando de una perspectiva real a la numerosa literatura y las investigaciones que se están llevando a cabo sobre la pérdida de la biodiversidad. De esta manera, el informe apunta las diversas causas de pérdida de biodiversidad en los diferentes ecosistemas estudiados: Los ecosistemas marinos sufren una sobreexplotación que está llevando a una enorme pérdida de la biodiversidad, derivada fundamentalmente de la falta de una estructura de gobierno adecuada y los efectos negativos del crecimiento económico; los ecosistemas de agua dulce se encuentran en peligro debido a la amenaza directa del cambio climático y a la contaminación de las aguas, empeorada por la continua urbanización; los ecosistemas costeros sufren la contaminación y la eutrofización (enriquecimiento de las aguas mediante nutrientes inorgánicos) de forma directa, mientras que las causas indirectas que les afectan son la superpoblación, el transporte, el crecimiento económico y el transporte internacional.

Los ecosistemas forestales se ven amenazados de forma directa por el cambio climático, la conversión de las tierras para la agricultura y los agrocombustibles, el desarrollo de infraestructura y la extracción maderera. Las causas indirectas son el crecimiento económico, el aumento de la demanda de alimentos y el crecimiento del mercado internacional de agrocombustibles. El problema de la actual estrategia para mitigar la pérdida de la biodiversidad, según afirma el estudio, es el enfoque equivocado que se le está dando: en todos los estudios se advierte de que falta abordar el problema de forma sistemática, comprender los costes y beneficios reales de los servicios de los ecosistemas, una correcta distribución de dichos beneficios y un uso adecuado de los recursos destinados a la conservación.

Los conflictos de intereses entre los diversos gobiernos no permiten llegar a un consenso internacional lo suficientemente estable para avanzar en la materia. En cuanto a las soluciones que propone el estudio cabe destacar las siguientes: El desarrollo de un mercado internacional de servicios de los ecosistemas en el que se comprendan, se valoren económicamente y se recompensen los beneficios que éstos aportan como agentes mitigadores de los efectos negativos que los proyectos de desarrollo ejercen sobre la biodiversidad. Esta medida requeriría una estrecha colaboración entre ecologistas y economistas y un estricto control normativo por parte de las instituciones. La importancia de la educación a largo plazo: El estudio destaca que la comunidad internacional debe llevar a cabo programas de formación a largo plazo sobre la importancia de la biodiversidad. Es necesario iniciar a las nuevas generaciones en la complejidad de la economía global, los servicios del ecosistema, la huella ecológica y la desigualdad. Esta formación servirá para garantizar que se llevan a cabo las acciones pertinentes que ayuden a frenar la pérdida de la biodiversidad hoy y en el futuro. Existe gran cantidad de material formativo disponible, los educadores de escuelas y universidades cuentan con la experiencia necesaria y su propia formación puede llevarse a cabo de forma sencilla. Esta estrategia, sin embargo, requiere una financiación adecuada para la educación en los países en vías de desarrollo.

Estudio completo

About the author

2 Comments

  1. Maria Jimenes Gutierres

    es sierto lo que disen

  2. yo creo que si

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.