El Granero Amable

El Granero Amable

- in Noticias
1715
1

Diversos estudios demuestran que, cuando una persona maltrata a los animales, es muy probable que también maltrate a las personas. A menudo, un niño maltratado acabará maltratando a los seres más débiles si no se logra invertir esta tendencia. Sin embargo, la empatía y el respeto hacia los demás seres vivos son sentimientos que pueden aprenderse.

The Gentle Barn (el Granero Amable) es una organización sin ánimo de lucro que fue fundada en 1999, en Santa Clarita, California, con el doble objetivo de servir de refugio y lugar de recuperación para animales y niños maltratados. La organización nació del deseo de su fundadora, Ellie R. Laks, de crear el refugio que a ella le ofrecieron los animales en su infancia.

Ellie se graduó en educación especial y psicología y quiso aunar el amor a los animales con el amor a los niños en una actividad gratificante. Hoy en día, Ellie, su marido Jay y sus tres hijos viven en la granja con sus 130 animales rescatados y acogen a niños provenientes de la ciudad, que apenas tienen acceso a los animales, que requieren una atención especial y con un alto riesgo de sufrir maltrato. Sus terrenos incluyen pastizales para los animales, un huerto ecológico, pequeños cobertizos, muchos árboles y una vista panorámica de las montañas. Los niños se identifican de forma natural con los animales.

El Granero Amable utiliza esta cualidad para enseñarles cómo comportarse con los demás y transmitirles el respeto y la necesidad de proteger a los seres indefensos. El hecho de que los animales también hayan sido maltratados y conocer sus historias hace que los niños se identifiquen aún más con ellos. Además, la característica de los animales de no juzgar las acciones de los niños propicia un acercamiento sentimental más profundo que el que pueden lograr las personas. Caballos, vacas, cerdos, ovejas, cabras, pavos, pollos, perros, gatos… ofrecen a los niños de ciudad o con problemas la posibilidad de encontrar amistad, refugio y comprensión y de desarrollar la autoestima, aprender valores positivos, cicatrizar las heridas del pasado, descubrirse a sí mismos y buscar su futuro.

The Gentle Barn trabaja en colaboración con organizaciones de ayuda a niños con diversos problemas, instituciones de salud mental, escuelas y hospicios, entre otros organismos, para enseñar a los niños que todos somos iguales y que todos tenemos los mismos derechos a vivir en respeto y en libertad. La filosofía de su tratamiento para la rehabilitación de animales relaciona las historias de supervivencia y recuperación de estos con las experiencias personales de niños necesitados de una especial atención o que se encuentran en riesgo, que han sufrido traumas físicos, mentales o emocionales. Mediante la convivencia con los animales, los niños aprenden el valor del coraje, la fortaleza, la confianza, la empatía y la amistad.

«La conexión instantánea de los niños que llevamos al refugio con los animales es imposible de describir sin utilizar las palabras «extraordinaria» o «mágica», afirma Pacific Lodge Boys´ Home sobre el Granero. «Esta conexión es mucho más profunda que una simple curiosidad tanto por parte del niño como del animal. Es la comprensión de lo que significa una segunda oportunidad, sin que importe si caminas sobre dos pies o cuatro patas. Es algo que los libros no pueden enseñarte».

Las historias de los animales de la granja pueden leerse a través de la página web de la organización. Además, The Gentle Barn cuenta con un blog desde el que el lector puede seguir la vida cotidiana en la granja. Desde su creación, The Gentle Barn ha recibido a más de 100.000 visitantes. Su intención es expandirse a todos los estados de la nación para lograr alcanzar a todos los niños que los necesiten.

Más información

About the author

1 Comment

  1. Hay gente tan maravillosa en el mundo. ¡Gracias por acercarnos a esta preciosa iniciativa terapéutica para personas y animales! Tenemos mucho que aprender unos de otros. Un saludo, Elena

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.