El fontanero ecológico va en bicicleta

El fontanero ecológico va en bicicleta

- in Noticias
1721
2

Se les puede ver por el centro de la ciudad manejando su bicicleta amarilla, similar a la que utilizan los carteros alemanes. Son los ecofontaneros, que ejercen su profesión en la ciudad francesa de Toulouse.

«Nuestro principal problema eran los desplazamientos en automóvil. Estábamos cansados de sufrir atascos, de recibir multas y, sobre todo, de perder el tiempo buscando una plaza de aparcamiento«, explica uno de los ecofontaneros. «Un buen día, uno de mis compañeros, fontanero de toda la vida, me contó que su abuelo realizaba los avisos en bicicleta a principios del siglo XX. La idea nos hizo reflexionar«. Los tres fontaneros comenzaron a imaginar cómo sería su trabajo si lo llevaran a cabo en bicicleta y cómo convertirse en ecofontaneros. Para comenzar a trabajar, los tres fontaneros adoptaron un estatuto de salario compartido, una especie de cooperativa. Después de 6 meses ejerciendo como ecofontaneros, el negocio “va sobre ruedas”. «El cliente nos llama, acordamos una cita y llego yo con mi bicicleta equipada con las maletas para las herramientas. «

El precio del servicio es aproximadamente un 20% inferior que el de un servicio normal realizado con automóvil. De esta forma, el cliente también se beneficia de los ahorros que logra un ecofontanero: la gasolina, los seguros del automóvil, los gastos de estacionamiento, las multas… Asimismo, el cliente tiene a su disposición un servicio rápido y más fiable: normalmente, el servicio de fontanero clásico no llegaba nunca a la hora acordada, especialmente cuando se le llamaba desde el centro de la ciudad. Además, los ecofontaneros proponen a sus clientes toda una serie de artículos de fontanería diseñados para logar un ahorro de hasta el 50% del consumo de agua y les asesoran para que éstos puedan solventar problemas menores de sus instalaciones. De momento, los ecofontaneros están tranquilos en lo referente al trabajo, «los clientes que prefieren llamarnos antes de buscar soluciones por ellos mismos son numerosos y,además, les encanta que vayamos en bicicleta

Desde hace unos años comienzan a aparecer profesiones “ecológicas” en Toulouse: el Cyclocity, un servicio de reparto de mercancías en bicicletas con remolque que está en funcionamiento desde 2002. Este servicio es muy demandado por personas mayores que no cuentan con un automóvil o que ya no pueden conducir. Además, en la ciudad francesa también existe un servicio de reparto de bebidas calientes (Go Expresso) y un servicio de venta de helados en bicicleta.

Eco Fontaneros

Fuente

About the author

2 Comments

  1. Es de agradecer que alguien vaya tomando decisiones que se enfrenten a los verdaderos problemas que vivimos en las grandes ciudades. De contaminación, usurpación del espacio, ruido. Además del rastro que estamos dejando en la Tierra, que se volverá contra nosotros. Un hurra para esats personas !!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.