El ejército canadiense se prepara ante el cambio climático

El ejército canadiense se prepara ante el cambio climático

- in Noticias
1433
0

El ejército canadiense se está preparando para intervenir en cualquier lugar del mundo ya que, según informa un documento interno del propio organismo militar, el cambio climático provocará la lucha entre los estados por el control de los recursos naturales, violentas guerras regionales y continuas catástrofes naturales.

La lucha contra el cambio climático no es una prioridad del actual gobierno canadiense, presidido por Stephen Joseph Harper, quien en varias ocasiones ha sido acusado de entorpecer las negociaciones internacionales sobre la cuestión. Sin embargo, el ejército canadiense encara el tema de una forma totalmente opuesta y prevé la peor de las situaciones. Estas revelaciones provienen de un documento de 176 páginas denominado «El Contexto de la futura seguridad 2008-2030», aprobado en enero de 2009 por el estado mayor y obtenido por el periódico canadiense Le Devoir. El informe es un resumen de las futuras amenazas y de las posibles intervenciones militares en los próximos años.

La globalización es causante de numerosos problemas y contribuye a acentuar los aspectos sociales y económicos susceptibles de provocar inestabilidad. Las disparidades económicas, la superpoblación, las migraciones, la urbanización, las enfermedades, la pobreza y el fanatismo son potenciales factores desestabilizadores cuyos efectos, debido a la globalización, repercuten en todos los rincones del planeta.

En el prólogo del informe, el responsable de desarrollo del ejército, el mayor general S.A Bearce, describe el documento como «una referencia» cuyo objetivo es «aportar a la institución de defensa un análisis sobre las tendencias geopolíticas, socioeconómicas, medioambientales, tecnológicas y militares actuales y emergentes, que tengan una incidencia en relación con la seguridad«. El informe « se basa en una profunda investigación» que permitirá «trabajar en la planificación y en el desarrollo de las fuerzas armadas del futuro«. Entre los numerosos factores de desestabilización del planeta para los próximos 20 años, el cambio climático ocupa un capítulo completo del informe. «En todo el mundo tendrán lugar fenómenos meteorológicos cada vez más violentos y cada vez más vinculados al cambio climático que exigirán intervenciones militares, desde misiones de socorro a las víctimas de catástrofes naturales hasta operaciones de estabilización a gran escala«, escriben los especialistas que, en algunas ocasiones y para verificar sus conclusiones, recurrieron a la ayuda de diversos expertos universitarios. Las fuerzas canadienses estiman que la lucha entre los estados por el control de recursos tales como el agua y los alimentos se llevará a cabo esencialmente por vía diplomática, con alguna excepción: «Es muy posible que ciertos estados actúen de forma diferente, agresiva e irracional para defender sus intereses egoístas«, se puede leer en el informe.

El informe prevé en países frágiles luchas internas por el control de los recursos, especialmente en forma de guerrillas. En un periodo de 20 años los problemas medioambientales, así como la escasez de agua y de alimentos, supondrán un riesgo de desestabilización en regiones enteras. «Podría ocurrir que las presiones causadas por las migraciones y los flujos de refugiados o de personas desplazadas conllevaran un recrudecimiento de las tensiones étnicas, religiosas o territoriales, inestabilidad y, posiblemente, el hundimiento de los estados. Estos efectos se manifestarán en primer lugar en las zonas costeras, donde habita el 75% de la población mundial, en especial entre los grupos de personas, los sectores de la economía y las localidades sensibles a las variaciones climáticas desde el punto de vista económico o ecológico«.

Efectos catastróficos.

Según los analistas militares, los efectos del cambio climático serán severos y tendrán consecuencias catastróficas, especialmente sobre el deshielo de los casquetes polares, la subida del nivel del mar, la creciente desertificación y la disminución del rendimiento de los cultivos en ciertas regiones (especialmente en África), la transformación de hábitats, la extinción de numerosas especies y la creciente propagación de enfermedades tropicales en las zonas templadas. El aumento del nivel del mar y el deshielo de los glaciares aumentarán sin duda la superficie de tierras perdidas, mientras que las infiltraciones salinas y la contaminación reducirán el acceso a los recursos de agua potable. La productividad agrícola de África caerá en picado. «La pérdida de tierras de cultivo debida a la desertificación conllevará una disminución de las cosechas en un 50%«. Además, «los glaciares del Himalaya desaparecerán sin duda hasta 2035, lo que privará a 750 millones de habitantes de la región del Himalaya-Hinde-Kush y China de su fuente de agua potable«.

A medida que los impactos negativos de estos fenómenos afecten a los países en desarrollo, que ya están sufriendo graves dificultades económicas y sociales, se acentuarán las tensiones y los factores de inestabilidad existentes.

» En Europa, por el contrario, podríamos asistir a un enfriamiento«. Las futuras operaciones militares debidas a la multiplicación de motines provocados por el hambre podrían dar lugar a «intensos combates«. A medida que el petróleo escasea, estas operaciones cada vez serán más difíciles de llevar a cabo. «La prevista disminución de los recursos de combustibles fósiles y el simultáneo aumento de los precios del petróleo obligarán al ministerio de defensa a encontrar otro tipo de fuentes de energía para alimentar al equipamiento militar. El aumento de los precios del combustible hará que los costes de los entrenamientos sean prohibitivos, sin contar los costes de las operaciones en el país o en el extranjero, lo que agravará un presupuesto ya ajustado. Será necesario priorizar los trabajos de investigación y de desarrollo para encontrar combustibles alternativos«.

Traducción del artículo del diario canadiense Le Devoir, publicado el 6 de noviembre de 2010 titulado L’Armée Canadienne se Prépare à Intervenir

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.