El crecimiento económico y sus requisitos energéticos

El crecimiento económico y sus requisitos energéticos

- in Noticias
1514
0

Kjell Aleklett, profesor de física de la Universidad de Uppsala, Suecia, y presidente de la Asociación internacional para el estudio del Peak Oil & Gas, el cénit del petróleo, escribe sobre el crecimiento económico planeado por el G20 y el consumo energético que éste requeriría. El 4 de Abril 2009 el periódico sueco Upsala Nya Tidning publicaba este artículo en sueco, que fue traducido al inglés por Michael Lardelli.

Los países más ricos del mundo, el llamado grupo G20, han decidido encender un fuego pero se han olvidado de un importante detalle: de verificar si hay suficiente combustible para permitir que el fuego prenda. Jamás en la historia ha existido un crecimiento económico sin un aumento simultáneo del consumo energético. Esto implica básicamente un aumento del uso de combustibles fósiles. Para algunos países _ China, EEUU, Rusia, India, Australia, Sudáfrica_ el carbón es un combustible importante. Sin embargo, el combustible más importante del mundo es el petróleo. Todos los países del mundo consumen petróleo.

Cuando se comparan las economías de los distintos países, normalmente se hace mediante el PIB, el Producto Interior Bruto per cápita. Si además se realiza una comparación entre el consumo de petróleo de los diversos países, se puede comprobar que desde la Segunda Guerra Mundial todos los países han tenido que aumentar su consumo de petróleo para lograr un crecimiento económico. Si equiparamos la cantidad de petróleo que se consume por cada 1000 dólares de PIB per cápita, los resultados nos muestran de forma sencilla las diferencias de consumo entre los distintos países. En 1980, Suecia, junto con EEUU, era el peor parado, ya que ambos consumían mucho más petróleo que el resto de los países. La energía nuclear y el aumento de utilización de biocombustibles han ayudado a Suecia a mejorar este dato, pero aún así no llega al nivel de Francia, Alemania o el Reino Unido. En los últimos 20 años hemos experimentado un crecimiento económico global de aproximadamente 3% anual.

El consumo de petróleo ha aumentado una media de 1,5% anual, la mitad del porcentaje de crecimiento económico medio. Los pronósticos de la Agencia Internacional de la Energía, IEA, afirman que podremos aumentar nuestra eficiencia energética, pero que seguiremos necesitando más y más petróleo. Los documentos resultado de la reunión del G20 asumen que existirá el combustible necesario para que el crecimiento económico futuro tenga lugar. Para apreciar las posibilidades reales de alcanzar este objetivo, podemos examinar el crecimiento económico que se experimentó en el mundo durante el periodo 2003 – 2007. En 2003, el consumo mundial de petróleo era de 77 millones de barriles al día, y en 2007 era de unos 85 millones de barriles al día, es decir, había aumentado un 10% en cuatro años. El consumo actual es de unos 84 millones de barriles al día. Si mediante su paquete de medidas de estímulo el G20 pretende generar un crecimiento similar al que tuvo lugar en el periodo 2003 – 2007, necesitaremos un aumento de 8 a 9 millones de barriles al día durante los próximos cinco años. Tal aumento no es factible. El grupo Sistemas Energéticos Globales, de la Universidad de Uppsala (Suecia) acaba de publicar un artículo en la revista científica Política Energética, en el que muestra que la producción de petróleo en las áreas de extracción actual decrecerá a un ritmo de 6% anual durante los próximos cinco años. Esto implica un decrecimiento de la producción de 18 millones de barriles al día dentro de cinco años.

Las naciones del G20 quieren aumentar el consumo de petróleo pero las fuerzas de la naturaleza afirman que habrá un descenso. Para que los países del G20 consiguieran sus objetivos, la industria petrolera tendría que aumentar su producción en 25 barriles al día durante los próximos cinco años. La empresa estadounidense CERA ha estudiado todos los proyectos que tiene la industria petrolera: el verano pasado, en una estimación optimista, afirmaban que podrían aumentar la producción en 14 millones de barriles al día. Hace una semana, debido a que las empresas están posponiendo sus proyectos, los datos se revisaron a la baja dando como resultado una nueva previsión de aumentar la producción en 7,6 millones de barriles al día. Los mismos países que ahora quieren aumentar el consumo de petróleo se reunirán en diciembre en Copenhague con el resto de los países del mundo. Allí se discutirán las medidas que se pueden tomar para reducir el consumo de petróleo. No se discutirá la cantidad de energía renovable que se va a necesitar, pero nosotros hemos realizado una estimación preliminar y creemos que, para mantener la tasa de crecimiento del PIB al 3%, en 2030 necesitaremos haber reemplazado 30 millones de barriles de petróleo al día por combustibles y energía provenientes de fuentes renovables. Lo que tendría que discutir el G20 es qué inversiones van a ser necesarias para llevar a cabo esta transformación del sistema energético.

Kjell Aleklett es profesor de física de la Universidad de Uppsala, Suecia, y presidente de la Asociación internacional para el estudio del Peak Oil & Gas (ASPO), el cénit del petróleo, escribe sobre el crecimiento económico planeado por el G20 y el consumo energético que éste requeriría.

Artículo Original en sueco

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.