El coste en vidas del cambio climático

El coste en vidas del cambio climático

- in Noticias
1663
0

El organismo científico DARA, con sede en Madrid, en colaboración con el Presidente de las Islas Maldivas y fundador del Foro de Vulnerabilidad Climática, Mohamed Nasheed, ha publicado recientemente el informe «Monitor de Vulnerabilidad Climática». Según dicho informe, un 80% de las 350.000 muertes presuntamente atribuibles al cambio climático serán niños de menos de cinco años habitantes de Asia y del África subsahariana. El 97% de todas las víctimas serán habitantes de los países en vías de desarrollo.

La pasividad de la comunidad internacional y especialmente de los países occidentales, responsables máximos del cambio climático, costará la vida a cinco millones de personas en 10 años, y a un millón de personas anuales a partir de 2030. Estos datos son los que aporta el primer «Monitor de Vulnerabilidad Climática», publicado el pasado 3 de diciembre durante la semana de trabajos técnicos de la conferencia de Cancún sobre el cambio climático. Este Monitor evalúa el nivel de vulnerabilidad de todos los países del planeta en materia de salud pública, desastres meteorológicos, pérdidas personales y de vitalidad económica. El mismo día 3 de diciembre, la Organización Meteorológica Internacional (OMI) publicó su informe según el cual, a falta de determinar los datos de noviembre y diciembre, el año 2010 será uno de los más cálidos desde 1850, fecha en la que se realizaron las primeras mediciones científicas. Canadá, más concretamente en su región ártica, cerca de Groenlandia, es el país en el que se ha registrado la subida más “anormal”, con 3°C por encima de la media.

«Si permitimos que las presiones se tripliquen, o que aumenten todavía más, no habrá ayuda humanitaria ni cooperación al desarrollo capaz de frenar el sufrimiento y la devastación. Los países en situación gravemente debilitada se convertirán en cementerios en los que invertiremos miles de millones de dólares. Las islas a nivel del mar ya no serán viables, sencillamente desaparecerán. Todos tendremos que pagar, y lo pagaremos caro«, comenta Ross Mountain, director general de DARA. «El impacto recae claramente de forma desproporcionada sobre los pobres y los jóvenes. La mitad de la población mundial tiene menos de 25 años y nuestras acciones en el presente determinarán la situación del planeta que van a heredar«, informa José María Figueres, fideicomisario y asesor de DARA para la elaboración del informe y antiguo presidente de Costa Rica.

El informe estima que aproximadamente 10 millones de personas se verán afectadas por las secuelas de la desertificación en 2030, cifra que contrasta con los 2,5 millones que sufren dichos efectos en la actualidad. Según el informe, los países más pobres son los que perderán más hábitats naturales y los que sufrirán los peores problemas de salud pública, especialmente los relacionados con la escasez de agua y de alimentos. Los países europeos, en general, sufrirán los efectos del cambio climático en menor medida, mientras que Estados Unidos se encuentra entre los países que sufrirán mayores impactos. Canadá y México sufrirán, según el informe, impactos moderados. Sin embargo, los países occidentales deberán asumir la mitad de las pérdidas económicas atribuibles al cambio climático en el planeta. En la actualidad son ya 15 los países más vulnerables que necesitan ayuda para enfrentarse a las secuelas reales del cambio climático.

Prácticamente todos los daños causados hoy en día por el cambio climático podrían evitarse si se tomaran una serie de medidas asequibles y disponibles en la actualidad, de las que se detallan más de 50 en el informe.

El cambio climático representa una amenaza inminente para las reservas de agua en América Latina y el Caribe. La sequía y las lluvias torrenciales elevarán los desastres a magnitudes desconocidas si la escasez de agua potable se hace extensible a un mayor número de territorios. La lluvias violentas, imposibles de retener por una tierra privada de árboles debido a los cultivos agrícolas, amenazan tanto el riego de los cultivos como las reservas de agua para uso industrial. Todos estos eventos pueden generar problemas de salud pública cuya magnitud se desconoce e incrementarán la amenaza sobre la seguridad alimentaria, el desarrollo rural y la economía de las regiones afectadas. La conclusión del informe hace hincapié en la necesidad de integrar de forma inmediata la adaptación al cambio climático en la planificación de las reservas de agua de América Latina. Según el informe, la actual gestión de los recursos de agua y los recursos vivos de ella dependientes no es viable. Se debe implantar una gestión regional o extraterritorial de las reservas de agua basándose en el principio de que las personas no puedan extraer agua de los ecosistemas con el fin de no amenazar su vitalidad.

Descargar informe completo

DARA

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.