El camino hacia la libertad “Path to freedom”

El camino hacia la libertad “Path to freedom”

- in Noticias
2484
0

En un jardín de unos 1300m2 en Pasadena, California, EEUU, la familia Dervaes cultiva de forma ecológica sus propios alimentos y las frutas, verduras y hierbas y flores comestibles que vende a los restaurantes locales. El excedente de sus cosechas se vende además a los particulares interesados, a través de la página web Dervaes Gardens.

A mediados de los noventa, una familia decidió crear una granja urbana en la ciudad de Pasadena, California, y llevar una vida autosuficiente y de bajo impacto. Al principio, lucharon por lograr la soberanía alimentaria, transformando el jardín de la casa en un huerto en el que practicaban la permacultura y gracias al que actualmente se alimentan durante todo el año.

Jules Dervaes, antiguo activista por la ecología, se reveló contra la introducción de alimentos modificados genéticamente en su dieta y la de sus hijos. “Decidí cultivar mis propios alimentos. Cuantos más, me dije, mejor. Ahora soy consciente de que producir tus propios alimentos es una herramienta poderosísima, que te conduce a la libertad.”

Después, lograron la independencia energética mediante el uso de energías alternativas y la producción de biocombustible para su vehículo particular. Adoptaron la forma de vida sencilla de las generaciones anteriores: los animales les proporcionan huevos y abono, utilizan bienes de segunda mano para disminuir su consumo de recursos no renovables de la tierra, han aprendido una serie de prácticas que les ayudan a ser autosuficientes. Cada día, esta familia de pioneros sigue mejorando su granja urbana para disminuir su impacto medioambiental. Pero lo que podría parecer un caso de aislamiento social y de contracultura ha resultado un éxito sin precedentes, desembocando en un movimiento que ya cuenta con multitud de seguidores. En el año 2001, la familia tuvo el acierto de crear la página web Path to Freedom, en la que documentan sus experiencias personales y animan a otros ciudadanos a vivir una vida más sencilla y autosuficiente.

Cada día, más de 4.000 visitantes únicos siguen las vivencias de esta ecológica familia a través del blog Urban Homestead. Asimismo, Jules Dervaes, fundador de Path to Freedom, ofrece conferencias y talleres en los que instruye sobre todos los aspectos de esta forma de vida, desde los prácticos en cuanto a jardinería, conservación de la diversidad de las semillas, cómo mantener animales etc. hasta otros más amplios sobre la protección medioambiental. La familia ha producido un cortometraje (A Homegrown Revolution) en el que explica sus comienzos y sus logros. Además, la familia cuenta con sus propias semillas, que vende a través de su página web «Freedom Seeds» y vende productos seleccionados para hacer la vida más ecológica a través de su página web Peddler’s Wagon.

Robert McFalls, fascinado por la historia de esta familia y por los logros de su forma de vida, ha dirigido el documental Homegrown para retratar “la casa de la pradera” del siglo XXI.

HomeGrown Film

Más información

Jules Dervaes

DervaesGardens

UrbanHomeStead

FreedomSeeds

Peddler’s Wagon

0 Comments

  1. aleyda restrepo

    Que proyecto tan fabuloso, felicitaciones¡¡¡¡ Quisiera saber si Uda dictan cursos. Gracias

  2. Amilcar Leon Uribe

    Soy Ingeniero agrícola desde 1993, pero mi ejercicio profesional me ha llevado a trabajar en medio ambiente y siempre he querido desarrollar una huerta casera para el autoabastecimiento. Con lo que he visto ustedes me están dando un gran ejemplo para seguir en el desarrllo de este proyecto.. les agradezco me envien informacion de huertas caseraas saludos y muchos éxitos. Amilcar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.