El cambio climático y la pobreza en el mundo

El cambio climático y la pobreza en el mundo

- in Noticias
2425
0
El fenómeno del cambio climático es consecuencia de la actividad del hombre en la tierra, así lo vienen afirmando los expertos en cada nuevo informe. Este fenómeno, que pone en serio riesgo la actual forma de vida de los países más ricos y por lo tanto más contaminantes, agrava la pobreza en todo el planeta. Uno de los peores daños que causa el cambio climático es la amenaza que supone para los cultivos y la seguridad alimentaria de millones de personas. Es urgente iniciar una serie de acciones a nivel mundial para mitigar unos efectos que en parte parecen inevitables y que agudizarán la pobreza de varias regiones en todo el planeta.

Sequías, canículas, acidificación de los océanos y escasez de agua son algunos de los efectos que ya se están viviendo en muchas regiones del mundo y que amenazan la seguridad alimentaria de millones de personas.

Los fenómenos meteorológicos que acontecían una vez cada siglo se podrían convertir en algo usual debido al cambio climático. Esta nueva norma meteorológica tendrá, según los expertos, mayor incidencia en regiones de América del Sur, Medio Oriente y la Europa Oriental. De esta forma y según informa el Instituto de Investigación sobre el Impacto Meteorológico de Potsman en Alemania, el rendimiento de los cultivos de soja en Brasil podrían disminuir de un 30% a un 70% y los cultivos de trigo en América Central y Túnez podrían reducirse a la mitad.

Situándonos en un escenario pesimista, aunque parece que vamos directos hacia él, si la temperatura global del planeta aumenta +4º C, el 80% del Medio Oriente y América del Sur podrían verse afectadas por olas de calor de una amplitud sin precedentes que provocarían un gran movimiento migratorio de las distintas poblaciones.

Todos los datos e informaciones resultantes de investigaciones exhaustivas por parte de expertos concluyen que no es posible continuar la tendencia actual de emisión de gases contaminantes. Los dos países más contaminantes del mundo, Estados Unidos y China, sellaron un acuerdo inédito el mes pasado para frenar y reducir sus emisiones de CO2. Por otro lado, y después de una larga serie de intentos, el Fondo verde de la ONU acaba de recibir sus primeras dotaciones económicas (9,3 millardos de dólares) para iniciar los programas de ayuda a los países más pobres para luchar contra los efectos del cambio climático que azota sus tierras.

Aunque harán falta muchas más aportaciones económicas y será muy complicado encontrar soluciones en un escenario de + 2º C, si se alcanzan los +4º C el asunto será prácticamente imposible. Por todo ello la cumbre de París COP21 que tendrá lugar en 2015 resulta de vital importancia en el transcurrir de los acontecimientos.

Los expertos temen que ciertos fenómenos extremos sean ya inevitables por muchos esfuerzos que se realicen ya que sospechan que hasta la mitad del actual siglo se haya “anclado” en la atmósfera un calentamiento aproximado de 1,5º C.

En un reciente informe, el Banco Mundial, el mismo que ha llevado a cabo inversiones en negocios basados en las energías fósiles, apela de forma global a los países para que éstos olviden las estrategias de crecimiento económico insostenibles. Conciliar el crecimiento económico y la urgencia medioambiental parece hoy en día un reto cada vez más difícil.

Fuente

Más información

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.