Economizar aire acondicionado

Economizar aire acondicionado

- in Noticias
1590
0

El consumo eléctrico en verano se dispara en los países más cálidos a causa del uso de aire acondicionado. ¿Cómo se puede ahorrar a la vez que aumentamos la comodidad evitando las corrientes gélidas? Quizás debíamos ir más allá de quitarnos la corbata en la oficina.

Quienes disfrutan de aire acondicionado en el puesto de trabajo o en el hogar saben lo que este invento implica: un gran alivio, desde luego, en los calurosos días de verano, en especial en lugares de clima húmedo donde el bochorno puede ser insoportable; pero también una perpetua fuente de conflictos, donde el más friolero debe sufrir temperaturas extremadamente bajas en el termostato, viéndose obligado a sacar las prendas de invierno del armario para no resfriarse. El hecho de que las corrientes de aire frío producidas por el aparato no se repartan de forma homogénea por el recinto acondicionado conlleva la disparidad de temperaturas dentro del mismo y la natural reacción por parte de quienes más calor sufren de bajar la temperatura del termostato.

La incomodidad que esta baja temperatura supone para el usuario, así como el enorme consumo energético y consecuente gasto económico son motivos más que suficientes para que se tomen medidas tanto en el ámbito del hogar como laboral. Sería importante llevar a cabo un estudio sobre cómo se distribuye el aire en el ambiente que se desea acondicionar para distribuir posteriormente el aire frío que produce el aparato mediante un sistema de ventiladores: la distribución homogénea del aire frío en el habitáculo que desea acondicionarse no solamente aumenta la comodidad de quienes se encuentran en el mismo, sino que disminuye significativamente el consumo energético, ya que el tamaño del aparato de aire acondicionado necesario disminuye también.

Esta forma de ventilación puede llevarse a cabo en casa, mediante un ventilador convencional colocado contra una pared, dirigido hacia el lugar que suela ser más cálido que el resto y en modo de velocidad mínima. Con este sencillo método disminuirá la temperatura ambiental general, por lo que se puede aumentar la temperatura del termostato. El ventilador consume muy poca energía en comparación con una disminución de la temperatura del termostato, por lo que el ahorro energético es considerable.

Este método aplicado a la refrigeración de edificios mediante aire acondicionado central es básicamente el que utiliza la empresa Coenco Group de Georgia, EEUU. La empresa es miembro del Consejo Estadounidense para la Edificación Verde, U.S. Green Building Council, organización sin ánimo de lucro cuya finalidad es la promoción de prácticas sostenibles en la construcción. El sistema Coenco consiste en determinar dónde se encuentran las zonas frías y calientes de la superficie que se desea acondicionar y redistribuye el aire mediante ventiladores industriales de baja velocidad dirigidos por unos sistemas de sensores de temperatura y controles informatizados. Según esta empresa, el tamaño de un aparato de aire acondicionado que utilice este sistema puede llegar a ser la cuarta parte del de un aparato que utiliza el sistema convencional y su instalación podría suponer un ahorro del 50% al 70% tanto en equipos de calefacción, ventilación y refrigeración mediante aire acondicionado, como en consumo energético y costes de mantenimiento.

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.