Eco Cheque, la forma de pago verde

Eco Cheque, la forma de pago verde

- in Permacultura
1645
0

El 22 de diciembre de 2008, la patronal y los sindicatos belgas alcanzaron un acuerdo interprofesional mediante el que convenían elaborar, en colaboración con el gobierno del país, un régimen de exoneración de impuestos y cotizaciones sociales para el periodo 2009-2010.

El acuerdo proponía la puesta en marcha de un sistema de eco-cheques mediante el que se lograría aligerar las cargas fiscales de empresarios y trabajadores al mismo tiempo que se promovía el mercado de productos y servicios ecológicos. El Consejo belga Nacional del Trabajo (CNT) fue el encargado de evaluar el sistema de remuneración mediante eco-cheques, así como de establecer las normativas por las que se regiría: Los eco-cheques solamente pueden canjearse por los productos y servicios incluidos en una lista, de modo que se garantice la máxima seguridad jurídica a todos los interesados: empresarios, trabajadores, vendedores y prestadores de servicios. Los productos y servicios incluidos en dicha lista cuentan con un valor añadido desde el punto de vista ecológico, y son seleccionados en función de ciertos requisitos medioambientales en consonancia con la política federal y regional en materia de desarrollo sostenible, así como los con principios europeos de la libre circulación de bienes. La lista contiene más de mil productos y servicios que pueden adquirirse mediante eco-cheques, entre los que se incluyen todos aquellos que cuentan con la certificación europea de la Flor, lo que pretende dar mayor visibilidad tanto a los eco-cheques como a los productos y servicios certificados.

Productos de papelería, revestimiento de suelos, productos de limpieza, textiles, pinturas y barnices, lubricantes, zapatos, albergues turísticos, jabones, productos relacionados con la movilidad sostenible, el ahorro energético e hídrico… Los eco-cheques aumentarán la posibilidad de elección de aquellos consumidores interesados en adquirir productos más verdes. La lista de productos y servicios canjeables por los eco-cheques se actualizará al menos una vez al año y debe entregarse al trabajador junto con los mismos, que debe quedar perfectamente informado sobre el funcionamiento del sistema de canjeo. Asimismo, el CNT ha establecido un importe máximo que el empresario puede entregar al trabajador en forma de euro-cheques, que no podrá superar los 125€ anuales durante el primer año, ni 250€ en los siguientes años. Los eco-cheques son canjeables en un periodo máximo de 24 meses desde la recepción de los mismos por parte del trabajador.

El sistema de eco-cheques, que entró en funcionamiento el día 1 de julio de 2009, será evaluado durante el último trimestre de 2010. “Si los eco-cheques obtienen el éxito esperado, podrían modificar los hábitos de consumo de los ciudadanos. De esta forma, el 9% de los presupuestos domésticos podrían destinarse a compras más sostenibles”, afirma en un comunicado de prensa Marc Vendercammen, Director General del centro belga de de Investigación e Información y de Organización del Consumidor (CRIOC).

Más información

CRIOC

Más sobre la Flor

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.