Donde el desarrollo sostenible y la edificación se encuentran

Donde el desarrollo sostenible y la edificación se encuentran

- in Noticias
1362
0

Un nuevo estudio de la Organización Mundial de Empresas por el Desarrollo Sostenible (WBCSD) destaca la insostenibilidad de la edificación de hoy en día y traza un plan de acción para lograr reducir el consumo energético de los edificios en un 60% para el año 2050.

La Organización Mundial de Empresas por el Desarrollo Sostenible (WBCSD) es una plataforma para las empresas interesadas en compartir información, experiencia y prácticas dirigidas hacia la sostenibilidad, así como de interactuar con organismos gubernamentales, no gubernamentales e intergubernamentales en la búsqueda de soluciones ante el problema medioambiental a través del crecimiento económico sostenible y el progreso social. WBCSD, formada por unas 200 empresas de 22 sectores en 36 países distintos, acaba de publicar un informe llamado «Transformando el Mercado: Eficiencia Energética en la Edificación», que trata sobre el consumo energético de los edificios y cómo recortarlo en un 60% para el año 2050. El informe, que recoge las conclusiones de cuatro años del estudio “Eficiencia en la Edificación”, de 15 millones de dólares de presupuesto, es el más riguroso que se ha llevado a cabo hasta la fecha sobre la materia y afirma que el sector de la construcción debe cambiar de forma inmediata. Los resultados del informe y el plan acción propuesto por el proyecto fueron presentados la semana pasada durante el Foro Global sobre Eficiencia Energética 2009 en París y en breve serán publicados en Washington D.C. y Pekín.

“La eficiencia energética está convirtiéndose en uno de los factores clave de nuestros tiempos, y la construcción es uno de los puntos más importantes en este sentido. La construcción consume más energía que ningún otro sector, y como tal es un gran contribuyente al cambio climático”, afirmó Björn Stigson, presidente de WBCSD. “Si no pasamos a la acción de forma inmediata, se construirán miles de nuevos edificios sin prestar ninguna atención a la eficiencia energética, y millones de edificios existentes seguirán consumiendo mucha más energía de la necesaria para el año 2050. Actuar ahora significa reducir el consumo energético y progresar en la prevención del cambio climático”. “El mercado no será capaz de llevar a cabo estos cambios por sí solo.

La mayoría de los propietarios y residentes de los edificios no tienen suficientes datos y no se preocupan lo suficiente sobre el consumo energético, y además piensan que los costes son demasiado elevados y el ahorro demasiado bajo. Este es un llamamiento a un esfuerzo global colectivo y coordinado. Si podemos llevarlo a cabo, recortaremos las emisiones de gases de efecto invernadero al mismo tiempo que estimulamos el crecimiento económico”, afirmó. Mediante simuladores electrónicos, los investigadores pudieron mostrar la respuesta del mercado a ciertos estímulos financieros, técnicos y políticos, e identificaron la mezcla adecuada para lograr la transformación de todos los mercados que estudiaron (EEUU, la Unión Europea, Japón, China, India y Brasil, que consumen dos tercios de la energía mundial total). El informe final del proyecto resalta las siguientes recomendaciones: – Reforzar los códigos de construcción y la certificación energética para lograr mayor transparencia. – Utilizar subsidios e incentivos para las inversiones en eficiencia energética. – Promover toda innovación y diseño ecológico – Desarrollar y utilizar tecnología avanzada que permitan un ahorro energético. – Formar mano de obra cualificada para el ahorro energético. – Movilizar a la sociedad para crear una cultura de ahorro energético. El informe, disponible de momento en inglés, va a publicarse en otros idiomas en los próximos meses.

Más información

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.