Del huerto al plato, por una restauración responsable

Del huerto al plato, por una restauración responsable

- in Noticias
1380
0

Año tras año se acentúa el impacto de los sistemas de producción agrícola sobre el medioambiente. En especial debido al uso masivo de abonos químicos de síntesis y productos fitosanitarios, pero también por las grandes distancias que recorren los alimentos desde los centros de producción y elaboración hasta las cadenas de distribución, lo cierto es que la cantidad de gases de efecto invernadero que se emiten durante todo el proceso aumenta constantemente.

Francia, como el resto de los países industrializados, sufre graves problemas debidos a la organización de su sistema alimentario: la pérdida de la fertilidad de sus suelos, la deslocalización de los sistemas de producción de alimentos, la falta de sabor y calidad de los alimentos que se comercializan y la pérdida de salud de los consumidores se unen a la inseguridad salarial de los agricultores locales. El plan medioambiental diseñado por el gobierno francés, «Grenelle de l’environnement», pretende lograr que en el año 2012 el 20% de todos los alimentos que se consumen en los comedores públicos sean ecológicos. En un momento en el que la sociedad francesa ha elevado la cuestión de la alimentación sostenible al debate público, la demanda supera ampliamente a la oferta: un 38% de los consumidores desearía poder disponer de productos ecológicos en los comedores de sus empresas y un 78% de padres desearían que sus hijos tuvieran acceso a productos ecológicos en los comedores escolares. La situación actual es bien distinta: menos de un 0,45% de los menús de los comedores públicos incluyen productos ecológicos y la cifra apenas alcanza un 1,5% en los comedores escolares. En el año 2008, los productos ecológicos sólo representaban el 0,62% del presupuesto para alimentación de la restauración pública.

Para hacer frente a estos desequilibrios, recientemente han surgido dos iniciativas cuyo objetivo es la introducción de alimentos ecológicos y locales en los menús de los comedores públicos. Por una parte, la Fundación Nicolas Hulot y la Federación Nacional de los Centros de Iniciativas de Fomento de la Agricultura ecológica (CIVAM) acaban de publicar su «Guía por una Restauración Pública Responsable«, en la que recogen ejemplos que pretenden animar a empresas y colectivos a realizar los cambios necesarios para ofrecer una alimentación más sostenible. Por otra parte, la organización ecologista WWF se ha aliado con el Sindicato de la Restauración Pública (SNRC) en la publicación de un libro orientativo destinado a los políticos locales que lleva el título de “Productos ecológicos al comedor: modo de empleo”.

Este libro, disponible en la red, aborda cuestiones como: ¿Qué es un menú ecológico? ¿Hay que pasar directamente a una restauración 100% ecológica? ¿Qué hay que elegir primero, los productos ecológicos o los locales o de proximidad? ¿Cuál es el precio justo de los productos ecológicos?. Estas iniciativas, además de promover una alimentación más sana y más sostenible, buscan asimismo contribuir de forma decisiva con el impulso a la economía de los agricultores locales.

Fuente

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.