Cyclepod. Más motivos para usar la bicicleta

Cyclepod. Más motivos para usar la bicicleta

- in Permacultura
1590
0

La bicicleta debe reinar en las ciudades. Un buen transporte público y unas calles organizadas pensando en el medio menos contaminante que existe, son requisitos indispensables para la reducción de la contaminación en las grandes urbes.

A medida que la bicicleta se impone como medio de transporte para traslados cortos, es imprescindible que se encuentren soluciones a los problemas que plantea su uso en las ciudades. La empresa Cyclepods Ltd. anuncia que puede resolver uno de los problemas más importantes para el ciclista y el urbanista: la falta de espacio para el aparcamiento de bicicletas.

Con una gama de productos que ocupan hasta 50% menos de superficie que otros aparcamientos convencionales (pueden aparcarse ocho bicicletas en un espacio de dos metros de diámetro) y creados a partir de aluminio reciclado y plástico reforzado, ambos reciclados y reciclables, Cyclepods Ltd. cuenta con una certificación que prueba que es neutral en cuanto a emisiones de carbono. Según informa la empresa en su web, el proceso de producción del Cyclepod, el aparcamiento para bicicletas que se produce a partir de 12.500 latas de aluminio recicladas, supone un ahorro energético equivalente a 600 horas de televisión. El Cyclepod, además, puede producirse con una cubierta sobre la que se instalan unos paneles solares que proveen la energía necesaria para la iluminación nocturna.

Además del Cyclepod, el aparcamiento vertical, la empresa produce también el Minipod, su variante para bicicletas de niños, y el pod de pared. Cyclepods Ltd. ofrece asimismo un servicio de diseño personalizado para requisitos individuales.

Cyclepods Ltd Certificación

Distribuidores

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.