Curso de introducción al Turismo Sostenible y Nuevos Empleos Verdes

Curso de introducción al Turismo Sostenible y Nuevos Empleos Verdes

- in Ecoturismo
2610
0
El turismo como otras actividades debe reducir su impacto medioambiental
El turismo es la principal actividad económica de muchos países y la primera industria del planeta. Sin embargo, su impacto medioambiental y social resulta demasiado negativo y tal y como ocurre con otras actividades económicas, requiere una transición hacia un modelo mucho más sostenible.

Al igual que en casi todas las actividades económicas y sociales, el rol del consumidor es crucial a la hora de impulsar cambios de modelo. El viajero consciente demandará ciertos servicios y aspectos cada vez más relacionados con la conservación del medio ambiente y el consumo de recursos naturales.

Los criterios de sostenibilidad deben ir imponiéndose paulatinamente hasta reducir de forma considerable el impacto del turismo en el planeta. Con una progresión de un 4% anual, se prevé que en 2020 existan 1.500 millones de turistas en el mundo, es decir, el 21% de la población mundial. Por todo esto la transición hacia modelos sostenibles se hace imprescindible.

formate en turismo ecológico1

La actividad turistica supone un impacto sobre el medioambiente, estos impactos se generan comenzando con el desplazamiento al lugar de vacaciones, en la construcción y mantenimiento de las infraestructuras y equipamientos turísticos y durante la estancia en los establecimientos.

Prepárate para el futuro realizando el curso y ahórrate un 5% por ser Lector de ladyverd.com.

Matricúlate AQUÍ.
Curso Online sobre Turismo Sostenible y Nuevos Empleos Verdes.
  • Este curso está pensado tanto para aquellas personas que deseen adquirir o complementar sus conocimientos, para no quedarse atrás y poder responder a las tendencias actuales.
  • Como para aquellos estudiantes o desempleados que deseen completar su perfil pofesional para posicionarse en el mercado laboral.
  • Un curso orientado en definitiva, tanto para aquellos que se asoman por primera vez al mundo del turismo y la sostenibilidad, como para quienes desean ordenar y contrastar sus conocimientos al respecto.

 

Charlamos con Carlos Buj, creador y responsable del curso de Turismo sostenible.

¿ Que diferencias destacarías entre el turismo convencional y el sostenible?

El turismo sostenible como tal no existe sino que hay turismos más sostenibles que otros. Lo que hace que una experiencia turística sea más sostenible pasa por lo siguiente:

Un menor impacto ambiental: menor huella de CO2, no afecta a los ecosistemas locales o incluso tiene un efecto positivo en el medio ambiente.

Un impacto sociocultural asumible: no genera dinámicas de prostitución de la cultura local, no desencadena que la actividad económica tradicional se deteriore o puede llegar a generar dinámicas y encuentros enriquecedores.

Un impacto económico positivo: no basta con que el turismo genere ingresos; nos debemos preguntar donde acaban esos ingresos y a que fin sirven.

¿ Hay en marcha una verdadera transición hacia un modelo turístico más verde y sostenible?

No. Aunque retóricamente los grandes grupos del mercado hayan empezado a usar un vocabulario más amable en línea con el turismo sostenible y existan algunas iniciativas destacables, nos encontramos ante un crecimiento vertiginoso, no bien planificado que está llevando el turismo a zonas vulnerables que no están preparadas para él, donde el reparto del dinero es injusto y donde además la experiencia de viaje tiende a convertirse en un producto de consumo más banal y superficial en lugar de una experiencia transformadora y enriquecedora.

¿ Cómo ves la transformación del turismo en España? ¿ Hacia dónde se dirige el actual modelo?

España ha apostado fuerte por el turismo barato de sol y playa desde la época franquista. Eso ha generado que el número de turistas actual sea enorme pero concentrado en la costa e islas. La industria del ladrillo asociada a apartamentos para europeos no solo ha  supuesto un destrozo del litoral sino que ha resultado también un fiasco económico. Aún está por ver si España  es capaz de ofrecer un modelo más equilibrado basado en la calidad y sostenibilidad, donde el numero de turistas que llegan no sea la variable más importante.

¿ Ha aumentado la demanda de un turismo más sostenible por parte de los turistas?

Creo que cada vez hay más demanda entre las personas mas viajadas de experiencias originales, más vinculadas al territorio y donde el contacto humano y con la naturaleza esté más presente. Pero no nos engañemos: nadie va a elegir un hotel en función de su huella de carbono.

¿Como vislumbráis el futuro del sector y qué cambios consideráis más urgentes e importantes se han de llevar a cabo?

Las vacaciones se han convertido en una actividad no negociable de nuestras vidas. Según los países emergentes ganan poder adquisitivo, viajar fuera se convierte en un símbolo de estatus y una experiencia iniciática que da la bienvenida a la modernidad. Esta tendencia es muy fuerte y va a poner mucha presión sobre los destinos, que en especial en los países del sur no están preparados para gestionar esa masa creciente de chinos, indios, etc.

Una medida fácil pero políticamente difícil es terminar con las ventajas fiscales que disfrutan los viajes internacionales, incorporar el coste medioambiental al precio contribuiría a modular ese crecimiento tan fuerte.

Por otro lado, la concienciación y educación de todos los actores implicados en el proceso turístico: gobierno, empresas, viajeros y comunidades es imprescindible para avanzar hacia un modelo turístico más equilibrado, justo y sostenible.

Por eso, creo que es muy acertado introducir la concienciación no sólo como una tarea necesaria sino como una parte interesante que aporta valor a la experiencia turística.

Matricúlate AQUÍ

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.