Puedes ayudar a las abejas si sabes cómo

Puedes ayudar a las abejas si sabes cómo

- in Permacultura
10150
2
Las abejas están en peligro y es necesario saber cómo ayudarlas

En 1923, Rudolf Steiner, científico, filósofo e innovador social, predijo que en un periodo de 80 o 100 años las colonias de abejas sufrirían un colapso. Sus previsiones se han hecho realidad con la desaparición masiva de las abejas (CCD), que abandonan sus colmenas para no volver.

El documental La Reina del Sol (Queen of the Sun: What Are the Bees Telling Us?) analiza la crisis global que están sufriendo las colmenas de abejas a través de los ojos de apicultores biodinámicos, científicos, agricultores y filósofos.

En su recorrido por el mundo, la película desvela los secretos de 10.000 años de apicultura y destaca cómo nuestra historia y la relación con las abejas se ha perdido debido a las prácticas mecanizadas de la industrialización masiva.

Esta conmovedora película, en la que participan Michael Pollan, Vandana Shiva y Gunther Hauk, además de apicultores del mundo entero, narra una dramática historia y desvela los problemas y las soluciones que podemos aportar si retomamos una cultura que propicie el equilibrio con la naturaleza.

En otoño de 2006, los periódicos de todo EEUU comenzaban a publicar noticias sobre un fenómeno sin explicación: las abejas estaban desapareciendo de forma misteriosa de sus colmenas. El apicultor estadounidense Dave Hackenburg fue el primero que comenzó a hablar de esta crisis, advirtiendo de que las abejas sencillamente desaparecían de sus colmenas. Ese otoño, los apicultores y las empresas de apicultura comercial informaban de que las pérdidas de población de sus colmenas alcanzaban entre el 30% y el 90%. La Reina del Sol (Queen of the Sun: What are the Bees Telling Us?) aporta una visión diferente sobre la crisis de las abejas. Realizada por el director independiente Taggart Siegel, la película nos adentra en un viaje sobre la desaparición catastrófica de las abejas y el misterioso mundo de la colmena, tejiendo una historia diferente sobre la lucha de los apicultores, científicos y filósofos del mundo, en la que se desvelan los problemas y se muestran las soluciones, basadas en la renovación de una cultura que se acerque a la naturaleza.

La historia.

 La Reina del Sol es un exhaustivo análisis para descubrir las causas y las soluciones del colapso de las colonias de abejas, conocido como CCD por sus siglas en inglés, que describe el fenómeno que está ocurriendo en las colonias de abejas del mundo entero. La película escucha las voces y visiones de apicultores, filósofos y científicos del mundo entero que están luchando por la supervivencia de las abejas. Mientras otros documentales sobre el tema se basan en la apicultura comercial, La Reina del Sol se centra en la apicultura biodinámica y ecológica.

En su página web, La Reina del Sol ofrece consejos sobre diez cosas que puedes hacer para ayudar a las abejas:

1) Planta flores en tu jardín.

Las abejas están perdiendo sus hábitats en el mundo entero debido a las prácticas de agricultura basadas en el monocultivo, a los jardines de césped impecable sin flores en las afueras y a la destrucción del paisaje natural. Simplemente con plantar flores en tu jardín, patio o en una maceta ayudarás a que las abejas tengan alimento. Evita el tratamiento químico de las flores, ya que los químicos se filtran en el polen y afectan de forma muy negativa a las abejas. Planta muchas flores del mismo tipo juntas (a las abejas les encanta el volumen). Algunas de las plantas que más les gustan: Primavera: lilas, penstemon, lavanda, verbena y wisteria. Verano: menta, cosmos, calabacines, tomates, calabazas, girasoles, orégano, romero, amapolas y pasifloras. Otoño: fucsia, menta, salvia y verbena, entre otras.

2) Las malas hierbas pueden ser buenas.

Al contrario de la creencia general, un césped lleno de trébol y dientes de león es un puerto para las abejas y demás polinizadores. Deja crecer tu césped un poco. Las flores silvestres, que se pueden clasificar como malas hierbas, son una de las fuentes de alimentos más importantes para las abejas nativas. Si realmente quieres librarte de algunas hierbas, deja que florezcan primero y después arráncalas o córtalas antes de que echen semillas.

3) No utilices agentes químicos ni pesticidas.

Los productos químicos hacen que tu jardín esté impecable, pero están provocando precisamente lo contrario que la vida en la biosfera y pueden dañar al sistema de abejas. Estos tratamientos son especialmente dañinos si se aplican mientras las plantas están floreciendo, porque llegarán al polen y al néctar y la abeja los llevará a la colmena, introduciéndose en la miel, que acabará en nuestra cadena alimentaria. Los pesticidas, en especial las variedades neonicotinoides, son unos de los mayores responsables del CCD.

4) Compra miel natural local.

La miel que compras es un mensaje directo a los apicultores sobre cómo deberían mantener a sus abejas. Por este motivo y por tu propia salud, intenta comprar miel natural local que provenga de colmenas no tratadas con pesticidas. Algunas veces puede ser difícil localizar un tipo de miel que sea verdaderamente natural, verdaderamente local y verdaderamente no tratada con pesticidas. La solución más sencilla suele ser acudir al mercado de venta directa y conocer al apicultor, plantearle las preguntas adecuadas y averiguar cómo mantiene a sus abejas. Si son apicultores respetuosos que las mantienen de forma natural y sostenible, ¡haz un nuevo amigo y apóyale!

5) Las abejas necesitan agua.

Coloca un pequeño cuenco con agua fresca en el exterior. Si has plantado flores y empiezan a venir las abejas, coloca un platito con agua y piedras para que puedan apoyarse en ellas y no se ahoguen. ¡Verás cómo te lo agradecen!

6) Compra productos ecológicos de un agricultor local.

Muchas veces, obtener un certificado ecológico puede ser todo un reto tanto económico como moral para los agricultores. Muchos agricultores locales no cuentan con la certificación y, sin embargo, sus productos son tan buenos como los certificados, y además son locales. Esto colaborará con la economía local y ayudará a mantener un espacio libre de pesticidas (los cultivos de esos otros agricultores), donde las abejas podrán vagar sin el peligro de los químicos.

 

7) Aprende a ser apicultor mediante prácticas sostenibles.

Busca una asociación local de apicultores que ofrezca clases y únete a ellos.

 

8) Comprende que las abejas no van a picarte.

Porque son vegetarianas. Buscan el polen y el néctar incluso a largas distancias de su colmena y vuelven con este alimento para ellas y el resto de los habitantes de su colonia. Al contrario de lo que creemos, las abejas no nos picarán si tenemos en cuenta unas pocas medidas de precaución:

  • Quédate quieto y tranquilo si hay una abeja a tu alrededor o se posa en ti. A las abejas les gusta posarse en la gente y olerla, y las feromonas del miedo pueden ser una provocación para ellas.
  • No te sitúes delante de una colmena o en el camino a una concentración de flores. Las abejas están siempre muy atareadas y, si no te interpones en su camino, ellas no lo harán en el tuyo.
  • Aprende a diferenciar entre abejas y avispas. Al contrario que las abejas, las avispas no mueren cuando pican a una persona. Las avispas son carnívoras y les atraen los sándwiches, las barbacoas y las bebidas azucaradas. Las abejas, sin embargo, son vegetarianas.

 

9) Comparte estos consejos con otra gente de tu comunidad, en reuniones, conferencias, escuelas y universidades, incluso a través de emails y en foros online.

 

10) Dile lo que piensas a los gobernantes.

Más información

About the author

2 Comments

  1. nuy bieno 100% apoyo total a todo lo que esta escrito

  2. visité esta página después de ver un video sobre que el mundo sin abejas se acabaría. Solo busqué consejos para cuidar a las abejas que son demaciado importantes para nosotros y necesitamos de ellas. Que gente lea esto y vea los videos es esencial. Todos tenemos que cuidar a las abejas y cumplir estos pasos para salvarlas. gracias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.