Cuando una región apuesta por la bicicleta

Cuando una región apuesta por la bicicleta

- in Permacultura
1479
0

La utilización de la bicicleta en los trayectos cotidianos puede bastar para cumplir con el ejercicio diario recomendado por los expertos, tan necesario en nuestras sociedades sedentarias. Además, la promoción de la bicicleta como medio de transporte supone una gran ventaja para las ciudades, no solamente desde el punto de vista medioambiental (en cuanto a calidad del aire, disminución de ruidos y emisiones contaminantes, descenso del consumo de combustibles fósiles…), sino también económica (disminución de la superficie destinada al tráfico y estacionamiento de automóviles). La producción de este tipo de vehículos puede suponer asimismo la creación de nuevos puestos de trabajo verdes. Uno de cada diez trayectos que se realizan en automóvil es inferior a 1 kilómetro; uno de cada tres trayectos es inferior a 3 kilómetros; aproximadamente el 50% de todos los trayectos que se realizan en automóvil es inferior a 5 km.

Según diversos estudios, la mayoría de los conductores optaría por la bicicleta antes que por el transporte público como alternativa al automóvil, pero hay diversos obstáculos que les “impiden” escoger este medio de transporte más limpio: la molestia de llegar sudados al trabajo, el miedo a que les fallen las fuerzas a mitad de trayecto, una cuesta arriba antes de llegar a casa… Todos estos obstáculos podrían vencerse mediante la introducción de la bicicleta eléctrica. En Austria, la región de Weiz-Gleisdorf, en el estado de Steiermark, quiere transformar su concepto de movilidad y ser un ejemplo en el uso del pedelec, un vehículo consistente en una bicicleta dotada de un motor “inteligente” que ayuda al ciclista en su esfuerzo. Para ello ha desarrollado una estrategia de movilidad y de marketing (Mobilitätskonzept für den Pedelec-Einsatz) con el objetivo de fomentar el uso del pedelec. La empresa productora de los motores de este vehículo, que de momento se están fabricando en Canadá, tiene previsto abrir una fábrica en Mortantsch, Weiz, durante 2011/2012, lo que supondrá la creación de 100 puestos de trabajo en la región.

Un pedelec es una bicicleta eléctrica cuyo motor comienza a funcionar cuando se comienza a pedalear. De esta forma se disminuye considerablemente el esfuerzo necesario para llegar de un punto a otro.

La duración media de una batería de pedelec es de 30 a 80 Km (dependiendo de la inclinación del trayecto), y cuenta con la particularidad de que puede recargarse mientras se circula. Su recarga mediante energías renovables es muy económica: por cada 50€ de carga un pedelec puede recorrer unos 40.000km (compárese con los 700 kilómetros que puede recorrer un automóvil con el mismo importe, siempre y cuando se conduzca de forma ecológica). Existen dos formas de adquirir un pedelec: comprar la bicicleta completa o bien adquirir solamente la rueda trasera con el motor para instalarlo en una bicicleta convencional.

Según la estrategia de marketing desarrollada por la región Weiz-Glesidorf, la adecuada promoción de este medio de transporte requiere el cambio de mentalidad de los ciudadanos, el impulso necesario para la producción y el marketing de este tipo de vehículos, la habilitación de infraestructuras para las bicicletas, de conexiones con otro tipo de transporte al estilo Park&Ride, etc. Sin embargo, tal y como concluye el estudio, no tiene sentido ofrecer una alternativa al automóvil como medio de transporte si los ciudadanos no son conscientes de la problemática de su conducta. Por este motivo, los autores de la estrategia Mobilitätskonzept für den Pedelec-Einsatz proponen unos sencillos pasos para lograr que los ciudadanos se conciencien del problema, asuman su responsabilidad, experimenten las alternativas y acaben modificando sus hábitos.

A raíz del proyecto de marketing han surgido una serie de iniciativas: El proyecto de movilidad Región Energía y Bicicleta Weiz-Gleisdorf (Energie Rad Region Weiz-Gleisdorf), mediante el que se pone a disposición de los individuos interesados un pedelec para que lo pruebe durante unas horas o un fin de semana. Los pedelecs pueden recogerse en el ayuntamiento de Gleisdorf, y el único requisito es una identificación y una fianza de 50€ y una tarifa básica de 3€ diarios. Es este el primer paso para la instalación de una flota de vehículos de préstamo a disposición de empresas, escuelas, turistas… Hasta la fecha, la región Weiz-Gleisdorf ha adquirido 200 pedelecs para iniciar su promoción, vehículos que ya se encuentran a disposición del usuario en Weiz, Gleisdorf y St.Ruprecht y que también pueden reservarse por teléfono o internet, así como a través de hoteles y otros establecimientos.

Fomento del pedelec en las empresas: A principios de junio comenzó la primera fase del proyecto de colaboración entre la ciudad de Weiz y los concesionarios de la región. Gracias a esta iniciativa conjunta, los clientes de los talleres mecánicos tienen a su disposición un pedelec durante el tiempo necesario para reparar su automóvil, de forma que puedan familiarizarse con este nuevo medio de transporte. Asimismo, los concesionarios proporcionarán al cliente información sobre los diversos servicios que ofrece la ciudad. Esta iniciativa tiene el doble propósito de revitalizar el comercio en el centro de Weiz mientras se reduce el tráfico por sus calles. Ya hay siete casas de automóviles que forman parte del proyecto. Las bicicletas eléctricas y los pedelecs ya están muy extendidos en Asia: en los años 2006 y 2007, se vendieron más de 10 millones de unidades anuales.

La venta de este tipo de vehículos en Europa pasó de 100.000 unidades en el año 2006 a 750.000 en el año 2009. Ver estudio de marketing (en alemán).

Sobre Energieregion Weiz-Gleisdorf (en alemán)

Sobre el fomento de la bicicleta en el estado de Steiermark (en alemán)

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.