CROP MOB, aprender colaborando

CROP MOB, aprender colaborando

- in Noticias
1539
0

A medida que aumenta el número de pequeños agricultores ecológicos, que realizan sus tareas de forma manual y sin la ayuda de fertilizantes y pesticidas químicos, nace una nueva forma de colaboración por parte de las comunidades agrícolas.

En un pasado no muy remoto, la agricultura era una actividad colectiva. La siembra, la cosecha, el procesamiento de los alimentos… requerían la fuerza física y de espíritu de toda una comunidad, hecho que estrechaba los vínculos entre sus miembros.A medida que la agricultura se fue mecanizando, también se fue transformando en una tarea más individual y solitaria.

Por otro lado, la continua desaparición de las pequeñas explotaciones familiares a manos de las grandes compañías ha provocado que, en el sistema agrícola industrializado de hoy en día, unas pocas personas sean suficientes para trabajar grandes superficies de cultivo. ¿Cómo puede entonces sacar adelante estas tareas una pequeña explotación que ha decidido prescindir de maquinaria por respeto al medioambiente y a su terreno, que diversifica sus cultivos, que no aplica fertilizantes ni pesticidas químicos? Las antiguas comunidades dispuestas a colaborar bajo la máxima de “hoy por ti, mañana por mí” han desaparecido y la contratación de temporeros supone un gasto inabordable para muchas explotaciones de mediano tamaño. En este contexto surge Crop Mob, una organización con sede en Carolina del Norte, EEUU, formada, por un lado, por agricultores que necesitan ayuda en sus labores y, por otro lado, por futuros agricultores, jóvenes motivados por la necesidad de aprender el oficio.

La colaboración entre ambos se inicia cuando un agricultor solicita ayuda para una tarea determinada (arrancar las malas hierbas, realizar una cosecha que corre el riesgo de echarse a perder…) que el grupo de jóvenes voluntarios realizará. En este ambiente de trabajo distendido el joven aprenderá a realizar las labores del oficio y contará con la ayuda del agricultor experto para poner en práctica los conocimientos adquiridos. La organización funciona de forma dinámica y crece a medida que va desarrollando sus actividades. Durante las labores de colaboración se organizan comidas conjuntas, se juega, se charla, se toca música… El dinero no interviene en esta transacción comunitaria. El grupo, que comenzó sus actividades a finales de 2008, se apoya en internet para organizar su su funcionamiento: cuenta con un blog en el que va narrando las experiencias de colaboración con las diversas explotaciones; la comunidad está activa en Facebook y hace sus llamamientos a través de la web; las fotografías de las acciones pueden verse en Flickr. Para aquellos interesados en formar una comunidad de Crop Mob, o para los no residentes en la zona que la organización tiene cubierta, la página web ofrece una guía para comenzar su propio grupo de colaboradores.

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.