Crisis económica y conciencia ciudadana

Crisis económica y conciencia ciudadana

- in Noticias
1196
0

La actual crisis económica está cambiando la forma de consumir de los ciudadanos, el ahorro se ha convertido en algo muy importante, los artículos de usar y tirar pierden mercado. Es un fenómeno lógico cuando escasea el dinero, pero quizás se puedan sacar algunas importantes conclusiones para el futuro, el consumidor cobra importancia al mismo tiempo que aumenta su compromiso a la hora de elegir un producto, la calidad y vida de este último prevalecen sobre el márketing.

El consumidor, ante la crisis económica que atraviesa el mundo, se decide por la adquisición de productos que se puedan reparar y sean más duraderos, se prefiere comprar un servicio (auto compartido, bicicleta de alquiler) antes que comprar el producto, se han vuelto a poner de moda los “circuitos cortos” de consumo (cooperativas etc.) que son más asequibles, se rechaza el marketing que sólo busca mejorar la imagen de la marca, el consumo en tiempos de crisis gira hacia la responsabilidad del consumidor, ante la escasez le está llegando el momento a la sensatez. En la segunda semana de febrero se publicó un sondeo sobre el consumo en Francia que demuestra que los ciudadanos franceses están cambiando su modo de vida. Un 68% cree que muchos productos son demasiado sofisticados y que no corresponden verdaderamente a sus necesidades. Por otro lado, los productos sin marca están conociendo un éxito sin precedentes en toda Europa.

Por otra parte crece el número de personas (76% de los encuestados en Francia) que aceptan pagar un poco más por un producto respetuoso con el medioambiente en el caso de poder elegir. Los jóvenes prefieren ajustar sus gastos cotidianos para poder seguir costeándose su ocio (80% de los encuestados entre 18 y 24 años). Para muchos expertos hemos llegado al fin del consumo desaforado y a un cambio radical del modo de vida occidental basado en la abundancia y el crédito fácil. En Inglaterra, los consumidores compraron en 2008 un 21% menos de coches que en 2007, bebieron mucha menos agua mineral embotellada y doblaron la demanda de parcelas ajardinadas en las que cultivar sus propias verduras a cambio de una cuota moderada, los talleres de reparación de calzado y relojes constatan un alza enorme en su actividad.

En España, un conocido supermercado tuvo que retirar 2000 productos de sus estantes debido a que los consumidores los desechaban por su precio. Estos datos dan que pensar y muestran que la crisis económica puede ser una oportunidad para crear una sociedad en la que el consumo sea un acto de responsabilidad a través del cual se pueda frenar la crisis ecológica.

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.