Crece el turismo en los Ecobarrios

Crece el turismo en los Ecobarrios

- in Noticias
2292
0

En Europa existen varios ecobarrios. Algunos son bastante recientes y otros ya legendarios. Entre los pioneros destacan el BedZed, en las cercanías de Londres, el Vauban en Friburgo (Alemania) y el Västra Hamnen de Malmö, en Suecia. Posteriormente aparecieron otros no menos interesantes como por ejemplo el Lanxmeer en Holanda y la Isla de Hedebygade en Dinamarca.

Todos ellos tienen en común ciertas características, como la abundancia de vegetación, la utilización común de los espacios, la presencia mínima de vehículos motorizados, la abundancia de bicicletas y la presencia de equipamiento de eficiencia energética y uso de energías renovables típico de una forma de vida respetuosa con el medioambiente. Estos barrios diferentes ganan día a día atractivo, cada vez son más los turistas que se sienten atraídos por sus peculiaridades. Philippe Bovet es fotógrafo periodista especializado en ecología, más concretamente en hábitat y urbanismo ecológico. En colaboración con la periodista Nadia Jeanvoine, Philippe ha publicado un libro sobre los ecobarrios europeos. El objetivo del libro no es realizar un censo de todos los existentes, sino resaltar aquellos en los que el componente medioambiental es más destacable. En este artículo recogemos una entrevista publicada en el periódico online suizo «Le Temps». Los principales ecobarrios europeos tienen una antigüedad de diez años y no han sido suplantados por proyectos más ambiciosos.

¿Quiere esto decir que el movimiento que los creó sigue marcando tendencia?

Estos últimos años no ha habido muchas novedades. Esto no quiere decir que el movimiento esté agotado, la primera ola de creación de ecobarrios estableció algunos fundamentos y llamó la atención del público. Un barrio como el de Vauvan, en Friburgo, atrae muchos visitantes, en especial del país vecino Francia, donde este tipo de creaciones lleva un tiempo de retraso.

¿Puede ser el precio, relativamente más caro que el de las viviendas convencionales, un factor determinante para su expansión?

Los ecobarrios conllevan algunos gastos suplementarios ya que se invierte en equipamientos relativamente sofisticados. Pero estos costes adicionales varían sensiblemente de un país a otro. En Alemania, una vivienda « ecológica » puede suponer un coste adicional de sólo un 2% ó un 3% más que una convencional, ya que en este país han aprendido a construir respetando el medioambiente y con disponen de métodos mucho más avanzados que en otros países. Los ecobarrios proponen una mayor calidad de vida. Hay muchos gastos superfluos en un hogar, es cuestión de priorizar para gozar de ciertos lujos. De todas formas, los costes adicionales son en muchas ocasiones los que permiten acceder a una energía más barata.

¿Cómo se explica que la mayoría de estos ecobarrios se encuentren en los países nórdicos?

Busqué ejemplos en Italia, en España y en Portugal y no encontré ninguno que presentara las características de un ecobarrio. Es decir, una gestión sostenible de cuatro sectores clave y emisores de CO2: la construcción, el transporte, la alimentación y los residuos. No resulta extraño: en general, la relación con la naturaleza es muy diferente en los países nórdicos y en el sur. Sólo hay que ver los resultados de los verdes en las elecciones de los diferentes países, o los movimientos antinucleares. También influye la descentralización de los países del norte, lo que beneficia la toma de soluciones locales y alternativas.

¿Qué condiciones se deben reunir para llevar a cabo con éxito un proyecto de ecobarrio?

La primera condición es establecer un dialogo abierto entre las tres partes implicadas: los futuros habitantes, los profesionales de la construcción y la administración. En las reuniones que celebren, se debe discutir, debatir, no limitarse a informar unos a otros. Cada parte debe aceptar sus compromisos. Es necesaria una concertación duradera en la creación de los ecobarrios que obligue a los elementos más radicales a ceder cuando se enfrenten a otros que no piensan igual sobre algún determinado asunto. Por ejemplo, cuando los propietarios que estén en contra de los coches discutan con aquellos que están a favor, es muy probable que se llegue a un acuerdo para reducir los coches en lugar de prohibirlos. No hace falta prohibir el coche, sino apoyar una movilidad suave. Para echar raíces, los ecobarrios deben incluir, no excluir.

«Ecoquartiers en Europe», de Philippe Bovet, Ed. Terre vivante, Mens, 2009. Todos los deplazamientos indispensables en la preparación del libro se realizaron en tren y transporte público. Solamente se alquiló un coche para realizar uno de los reportajes en Gran Bretaña. Comprar el libro online (en Francés) Entrevista original BedZed EcoBarrio Västra Hamnen EcoBarrio Eva Lanxmeer Renovación Ecológica de Hedebygade Block

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.