Controlar los lobbies, cambiar la sociedad

Controlar los lobbies, cambiar la sociedad

- in Noticias
1514
0

Se estima que existe un total de 15.000 personas dedicadas a defender los intereses de las compañías privadas en Bruselas. Estos “lobistas” conforman los llamados grupos de presión, que trabajan para influenciar las decisiones políticas que se toman en las instituciones de la UE. Aproximadamente el 70% de estos lobistas trabajan para empresas y consorcios económicos, y no siempre utilizan métodos honestos. La Comisión Europea suele facilitarles el acceso a los procesos de toma de decisiones y a los grupos de expertos. Ciertos sectores de la sociedad que cuentan con menos medios, tales como la ecología y la justicia social, acaban siendo marginados, lo que pone en peligro un sistema democrático que, cada vez más, se orienta hacia la defensa de los intereses económicos. Lobby Control es una organización independiente con sede en Alemania que pretende que se escuchen las voces de todos los ámbitos, no solamente las de los grupos de presión más poderosos e influyentes. Su finalidad es lograr más transparencia y frenar la influencia de los grupos de presión en Bruselas, para lo que colaboran con una serie de organizaciones no gubernamentales, sindicatos y científicos de toda Europa.

En la práctica, esto implica destapar los métodos menos honestos de los lobistas y ejercer presión pública sobre la Comisión para acabar con el trato de favor que esta concede a ciertas empresas y sus asociados. Para lograr una mayor transparencia sobre los métodos de los grupos de presión y para obstaculizar las decisiones partidistas, es necesario un gran coraje y contar con el apoyo de la sociedad. Por este motivo, Lobby Control pretende incitar a la sociedad, convencerla de que es posible cambiar las cosas. Entre otros logros, esta organización ha conseguido cierta transparencia en los grupos de presión: todos los ciudadanos tienen derecho a saber quién, con cuánto dinero y en nombre de quién se intentan modificar las decisiones políticas. En EEUU existe un registro obligatorio de los grupos de presión en el que los lobbies deben publicar sus presupuestos, quién lleva a cabo las tareas y los temas por los que luchan. Gracias a la presión de LobbyControl y sus colaboradores, en el año 2008 la Comisión Europea introdujo un registro de lobbies que, aunque no es obligatorio, constituye un importante primer paso. LobbyControl y sus colaboradores están intentando que se imponga la obligatoriedad de registrar todos los lobbies en esta lista.

“Lobby Planet Bruselas” es una guía sobre el submundo de los grupos de presión en Bruselas. Con la ayuda de este pequeño libro, el viajero podrá pasear por el barrio de la UE, admirar sus enormes edificios e informarse de los asuntos que se están cociendo tras sus fachadas. Esta guía supone una buena introducción a una dimensión que cada vez cobra más importancia en la UE, de la que lamentablemente los medios informan muy poco.

Por otro lado, para informar a los ciudadanos sobre esta preocupante realidad, Lobby Control y los grupos con que colabora han organizado el concurso “Peor lobby de la UE”. Este premio se celebra desde el año 2005 para destacar las peores maniobras de los grupos de presión en Bruselas. Las votaciones del concurso se realizan a través de la página web del mismo y los premios se reparten en una ceremonia festiva en Bruselas que cada vez cuenta con mayor atención en los medios. Gracias a esta entrega de premios, la organización puede sacar a la luz e informar sobre las prácticas de los grupos de presión, muchas veces desconocidas entre los ciudadanos.

Concurso «Peor lobby de la UE»

Más información

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.