Contra el gusano del maíz, rotación

Contra el gusano del maíz, rotación

- in Noticias
1719
0

La diabrótica es el nombre de un gusano que ataca la raíz del maíz causando enormes daños a las plantaciones de cultivos de este cereal tanto en Estados Unidos como en Europa. Actualmente se están detectando plagas de este terrible gusano en explotaciones de varias regiones francesas, donde los agricultores afectados exigen el recurso al maíz transgénico para poder librarse de la plaga. Sin embargo, un reciente informe publicado por la universidad “Iowa State University” afirma haber detectado a la diabrótica en cultivos genéticamente modificados de los Estados Unidos. Frente a esta plaga del maiz, el único tratamiento que se ha mostrado eficaz ha sido el método de la rotación de cultivos.

Los ingenieros agrónomos vienen advirtiendo desde hace mucho de que la única solución válida para tratar a este destructor de los cultivos del maíz consiste en llevar a cabo una estricta rotación de cultivos. Esta advertencia se vio refrendada cuando, en diciembre de 2010, los servicios agrícolas del estado francés establecieron un modelo sobre la evolución de la población de la diabrótica del maíz comparando varios escenarios de rotación: uno de los escenarios rotaba los cultivos anualmente, el otro modelo lo hacía cada seis años. Las conclusiones fueron evidentes: el estudio comprobó cómo en los terrenos donde se cultivaba maíz durante más de dos años consecutivos el aumento del número de gusanos era exponencial.

El método de rotación de cultivos consiste en alternar diferentes plantas de distintas familias con diferentes necesidades nutritivas en el mismo lugar y durante varios ciclos. De esta forma se evita el agotamiento del suelo y que perduren las enfermedades que afectan a un tipo de plantas.

Según un portavoz de la organización francesa de protección del medioambiente “France Nature Environement”, “Los decretos regionales ofrecen dos posibilidades al agricultor: la rotación o los tratamientos químicos de las larvas. Estas opciones contradicen las bases de la agronomía, ya que, en zonas donde se considera que el gusano está instalado, la única opción que los decretos prevén es la rotación un año de cada seis, algo que está sobradamente demostrado como insuficiente”. Actualmente, las zonas en las que se ha detectado un mayor número de diabróticas son precisamente aquellas en las que la rotación es menor. Los OGM, una vía equivocada Frente al crecimiento de la plaga del gusano del maíz, la Asociación francesa de Productores de Maíz exige el recurso a las semillas genéticamente modificadas. Sin embargo, un reciente estudio llevado a cabo por la Universidad del estado de Iowa muestra que se han detectado casos de diabrótica resistentes a la toxina producida por el maíz Bt (maíz transgénico). Esto confirma la necesaria puesta en marcha de zonas refugio para limitar el desarrollo de dicha resistencia. Según Jean-Claude Bévillard, vicepresidente de FNE, «Las opciones genética y química son actualmente imposibles e inaceptables. No queda otra solución más que poner en marcha y ampliar las rotaciones necesarias de los cultivos en las zonas afectadas por la diabrótica«.

Ver Estudio de la universidad Iowa State University

Fuente

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.