Contaminación y calentamiento, mejor una sola lucha

Contaminación y calentamiento, mejor una sola lucha

- in Noticias
1538
0

Como en casi todos los ámbitos de la sociedad, una visión de conjunto ayuda a resolver muchos problemas que, de forma separada, son más difíciles de solucionar. En la lucha contra el cambio climático intervienen muchos factores que a su vez interactúan con otros creando efectos inesperados y por lo tanto más peligrosos. Se impone un acercamiento de las políticas y la elaboración de estrategias conjuntas que hagan más fácil la labor de los científicos y por consiguiente la solución de los problemas.

La lucha contra las emisiones de gas de efecto invernadero responsables del calentamiento global del planeta será beneficiosa para la salud al mejorar la calidad del aire que respiramos. Pero no valdrá de mucho si no se une a la lucha contra la contaminación atmosférica. Ambas luchas necesitan la unión de las dos políticas para resultar efectivas. En caso contrario, la salud de la población puede resultar dañada. Este es, en resumen, el mensaje de los expertos que se reunieron recientemente en el Parlamento europeo de Estrasburgo en un coloquio sobre la integración de las políticas de lucha de estas dos problemáticas. “Las dos cuestiones se han estudiado por separado hasta ahora, en diferentes épocas, por diferentes comunidades científicas, en marcos institucionales diferentes”, constata Jean- Marie Rambaud, vicepresidente de de la asociación para la prevención de la Contaminación Atmosférica (APPA), la cual organizó la reunión. Roy Harrison, especialista en salud medioambiental de la Universidad de Birmingham (Gran Bretaña) afirma, “Necesitamos una aproximación global, sólo hay una atmósfera”. Los dos tipos de contaminación están estrechamente relacionados, provienen más o menos de las mismas fuentes, es decir, de la combustión de combustibles fósiles y de la producción industrial y agrícola. Además, los dos fenómenos interactúan. El Ozono, que es un agente contaminante nocivo para la salud, contribuye al efecto invernadero, y las partículas (generalmente emitidas por los vehículos) generan un impacto sobre el clima.

Principales Gases de Efecto Invernadero: El dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4), le protóxido de Nitrógeno (N2O), El ozono (O3) y algunos gases fluorados.

De forma recíproca, el aumento de la temperatura acelera las reacciones químicas en la atmósfera y agrava la contaminación. Según los participantes en el coloquio, estas interacciones aún no han sido lo suficientemente estudiadas. La integración de ambas políticas lograría ventajas de diferentes órdenes. El beneficio podría ser económico y político. El objetivo de reducir las emisiones de CO2 un 20% hasta 2020 en Europa contribuiría en la disminución de las partículas en un 12%, los óxidos de Nitrógeno (NO y NO2) en un 15% y el dióxido de Azufre (SO2) en un 40%, explicó Markus Amann, en nombre del Instituto de Análisis de Sistemas Aplicados (IIASA). El beneficio económico relacionado con las enfermedades que se evitarían, podría alcanzar los 20.000 millones de euros anualesEste substancioso ahorro nunca se tiene en cuenta en los análisis de costes y beneficios de las políticas de lucha contra el cambio climático”, lamenta el investigador. La demostración de los efectos sobre la salud y el subsiguiente ahorro económico, ayudaría a legitimar la lucha contra el cambio climático, sobre todo en los países en desarrollo, en los que la contaminación atmosférica se percibe como un gran reto, como el caso de China.

Principales Contaminantes Atmosféricos: las partículas (PM), los óxidos de Nitrógeno (NOx), los compuestos orgánicos volátiles (COV), el monóxido de carbono (CO), el óxido de azufre (SO2) y el Ozono (O3). Estos contaminantes son responsables de enfermedades respiratorias y cardiovasculares y de ciertos cánceres. Las emisiones de partículas son, ellas solas, responsables de 350.000 muertes anticipadas cada año en Europa.

La elaboración conjunta de ambas políticas evitaría contradicciones. Por ejemplo, la calefacción a base de madera es una fuente de energía renovable promovida en el marco de la lucha contra las emisiones de CO2, pero también es un gran emisor de partículas. “Hemos visto la llegada de una nueva fuente de contaminación a nuestras ciudades, si la calefacción a base de madera sustituye a las viejas centrales carbón en el medio rural, donde la contaminación atmosférica es limitada, resultaría positivo, sin embargo si sustituye a la calefacción de gas natural, menos contaminante, en las ciudades, sería negativo”, relató Ed Dearly, representante de la Asociación Británica de Protección Medioambiental. Otro ejemplo sería el gran apoyo dado en Francia a la tasa sobre los vehículos a gasoil, que consumen menos combustible por lo tanto emiten menos CO2 pero son grandes emisores de partículas finas, sin embargo la instalación de filtros de partículas no es obligatoria en Europa. Además, la presencia de un filtro aumenta el consumo del vehículo lo que anula una parte del efecto buscado. Una visión conjunta incitaría a tomar medidas eficaces en todos los ámbitos: ahorro energético, eficacia energética, desarrollo de energía solar y eólica,promoción de los transportes públicos en lugar del coche etc. Un trabajo conjunto facilitaría la anticipación a los efectos de las interacciones inesperadas. Por ejemplo, las emisiones de partículas parece que han retrasado el efecto del calentamiento global al reflectar los rayos solares. Su disminución en la atmósfera significaría un riesgo de aceleración del fenómeno del calentamiento global. “Esto no significa que hay que parar la lucha contra la contaminación atmosférica, comenta Markus Amann, sino que hay que luchar más aún y más rápido contra las emisiones de gas de efecto invernadero”.

Fuente

Foto Portada

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.