Consumo, salud y medioambiente: es necesaria una visión conjunta

Consumo, salud y medioambiente: es necesaria una visión conjunta

- in Noticias
1241
0

La reducción de residuos alimentarios, del consumo de alimentos grasos y azúcares y de carnes y productos lácteos beneficia a la salud y al medioambiente.

Según un informe publicado a principios de diciembre por la comisión británica por el desarrollo sostenible, «Sustainable Development Commission» (SDC), la mayor contribución que podemos hacer para mejorar la salud y reducir el impacto de nuestro sistema alimentario sobre el medioambiente es eliminar los residuos alimentarios, recortar nuestro consumo de alimentos grasos y azúcares y reducir el consumo de carne y productos lácteos. El estudio “Setting the Table: Advice to Government on priority elements of sustainable diets” (Poner la mesa: asesoramiento al gobierno sobre los elementos imprescindibles de una dieta sostenible), llevado a cabo por encargo del Ministerio de Medioambiente, Alimentación y el Medio Rural del Reino Unido (Defra), analizó el impacto que tendría un cambio en los hábitos de consumo de alimentos sobre el medioambiente y la salud de los ciudadanos. El estudio concluye que ciertos cambios en los patrones de consumo pueden beneficiar al medioambiente al mismo tiempo que mejoran la salud en el Reino Unido. Nuestra cadena alimentaria y nuestra dieta tienen un enorme impacto sobre el medioambiente, además de afectar a nuestra salud. El 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero del Reino Unido están directamente relacionadas con la producción y el consumo de alimentos.

Si se modificaran los hábitos alimenticios de la dieta del país, se podrían evitar unas 70.000 muertes prematuras.

El estudio del SDC encontró pruebas de que hábitos tales como el consumo de pescado exclusivamente proveniente de pesca sostenible, el consumo de más alimentos de temporada, la reducción del consumo de agua embotellada, hacer la compra a pie o realizarla por internet, y el consumo de más alimentos respetuosos con el medioambiente y ecológicos también contribuían a una dieta más sostenible. Sin embargo, las ventajas más importantes para la salud y el medioambiente provenían de la reducción del consumo de carne y productos lácteos, del recorte de alimentos y bebidas de bajo valor nutricional (incluyendo alimentos ricos en grasas y azúcares) y la reducción de los residuos alimentarios. La comisión SDC ha realizado un llamamiento para que todos los consejos sobre alimentación transmitidos por el gobierno incorporen consideraciones medioambientales además de advertencias sobre salud, así como para que se incorporen los criterios sobre sostenibilidad en el estándar del sector de la hostelería pública.

También recomienda que se lleven a cabo más estudios sobre ciertos asuntos “conflictivos” de la sostenibilidad, incluyendo la carne, los productos lácteos, el pescado, la soja y el aceite de palma, y sobre cómo los distintos sistemas de producción pueden afectar a la sostenibilidad. “Nuestro informe ha demostrado que podemos diseñar una trayectoria que encauce nuestro sistema alimentario hacia la sostenibilidad”, afirma Tim Lang, comisario para la alimentación en la SDC. “Las advertencias al consumidor deberían cambiar y dejar de separar salud, medioambiente y asuntos sociales a favor de una visión conjunta en el sistema alimentario”.

Ver informe (en inglés)

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.