Consumimos demasiado

Consumimos demasiado

- in Permacultura
1399
0

Los Amigos de la Tierra Europa, en colaboración con el Instituto de Investigación Sostenible SERI, acaba de publicar un estudio que, tal y como indica su nombre, “Overconsumption”, pone de manifiesto el excesivo consumo de nuestra sociedad partiendo de cifras alarmantes sobre los últimos treinta años.

El estudio nos muestra que los hábitos de consumo de las sociedades industrializadas demandan hasta 15 veces más recursos naturales por habitante que las sociedades de los países pobres (sociedades de cazadores-recolectores o sociedades rurales). Otro de los datos revela que el hombre consume actualmente un 50% más de recursos naturales que hace 30 años, a pesar de que la actual economía mundial utiliza aproximadamente un 30% de recursos menos que hace treinta años para producir un euro de PIB.

Otro dato interesante es el que aporta el concepto de “mochila ecológica”, es decir, el consumo total de recursos necesario para obtener 7 kilos de producto acabado, que puede alcanzar 60 kilos de recursos naturales. En esta misma línea, el informe revela que un vehículo que pese 1,6 toneladas acarrea una “mochila ecológica” de 70 toneladas. Un simple CD de música conlleva una “mochila” de 1,6 kilos. La directiva de los “Amigos de la Tierra” Anne Bringault, afirma: “Europa debe fijarse unos objetivos muy ambiciosos de reducción de su consumo total de recursos naturales para reducir su dependencia y frenar los daños sociales y medioambientales relacionados con la sobreexplotación.Es la única forma de permitir el acceso de los países pobres a mayores recursos sin poner en peligro el planeta”. Este estudio es una invitación a consumir mejor, a privilegiar los productos ecológicos y eficientes y también a consumir menos.

Fuente

SERI

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.