Compartir coche: una práctica que se expande en el sur de Francia

Compartir coche: una práctica que se expande en el sur de Francia

- in Noticias
1832
0

Cada día, 1.500 personas comparten coche en la autopista A-9, una de las más importantes vías del sur de Francia. Los usuarios de esta práctica se suelen dar cita en los aparcamientos laterales de la autovía para continuar juntos el trayecto hacia el lugar de trabajo. El acto de compartir coche fue visto como una solución a los frecuentes atascos que se registraban en la autovía y su éxito es hoy toda una realidad.

Aproximadamente unos 600 automóviles y unas 1.500 personas practican cada día el “covoiturage”, es decir, comparten sus respectivos coches para, normalmente, ir a trabajar cada mañana. Estas cifras son las que aporta un reciente estudio realizado por el “Centro de estudios técnicos del Equipamiento Mediterráneo”. Las encuestas que se realizaron para el estudio fueron llevadas a cabo en los aparcamientos de la carretera y por medio de cuestionarios enviados a los abonados de la autopista y a los usuarios de portales especializados en la organización de este tipo de transporte. El estudio muestra que el fenómeno, pese a que se encuentra en fase de crecimiento, necesita para su desarrollo la eliminación de una serie de obstáculos.

Las entradas y salidas de los aparcamientos de la autopista están saturadas.

La prueba más evidente de que compartir coche es un fenómeno en pleno desarrollo es el estado de saturación de los aparcamientos en la autopista, lugares en los que los conductores y los viajeros suelen darse citan para ir al trabajo juntos. En un día laboral, es normal que los aparcamientos acojan a más del doble de vehículos de los que su capacidad teórica admite. De esta forma, el conjunto de aparcamientos en la zona sur de la A9 puede acoger una media de 730 automóviles, cuando su capacidad no excede las 506 plazas.

La economía y la convivencia como principales motivos.

Los “compartidores de coche” indicaron en la encuesta que utilizaban esta forma de transporte por razones económicas, aunque algunos mencionaban como motivo principal la necesidad de convivencia. Si no tuvieran la posibilidad de compartir su automóvil, estas personas declaraban que habrían seguido desplazándose con su propio vehículo, lo que demuestra que el uso del transporte público no se ve afectado por esta práctica.

Un hábito sostenible.

La tasa media de ocupación se establece en 2,6 personas por vehículo. Los desplazamientos se realizan en su totalidad mediante el automóvil compartido sin necesidad de utilizar otro modo de transporte. Un 50% de los usuarios lleva más de dos años compartiendo coche. La media de las distancias recorridas alcanza los 98 km entre el punto de partida y el de destino (incluyendo la distancia para llegar al aparcamiento, lugar de salida habitual). Cuando el trayecto se realiza partiendo de un lugar concertado a través de un portal especializado en organizar esta práctica, las distancias pueden alcanzar los 310Km en un solo sentido, mientras que la distancia disminuye considerablemente cuando se trata de desplazamientos del domicilio al lugar de trabajo. Cada día, unos 365 automóviles con aproximadamente 950 ocupantes parten desde un aparcamiento de carretera para compartir viaje. Los miembros de los portales especializados utilizan otros puntos de partida y representan un 60% de los usuarios de la A9. Un total de 1.500 personas y 580 automóviles participan de este hábito en un día laboral normal. 1% del total de emisiones de CO2 Pese al kilometraje recorrido y al número de vehículos implicados, mediante esta práctica apenas se logra una reducción de un 1% de emisiones de gases de efecto invernadero con respecto a la totalidad de las emisiones generadas por los vehículos ligeros que circulan diariamente por la A9.

Medidas para desarrollar la práctica de compartir automóvil.

El estudio demuestra que la práctica de compartir coche puede desarrollarse mediante la puesta en marcha de ciertas medidas: la creación de nuevos aparcamientos y ampliación de los existentes, dotar de un servicio de transporte hasta los puntos de encuentro de la A9, mejora de los portales especializados, introducción del “tiempo real” de trayecto en los mismos, toma de medidas de fomento en las empresas o colectividades, etc. La sociedad de autopistas de Francia se muestra consciente de la importancia de esta cuestión, especialmente en el marco de su compromiso con el desarrollo sostenible de su actividad. La sociedad está considerando establecer relaciones con empresarios colectividades locales para planificar los desplazamientos de los trabajadores.

Programa A7/A9

Estudio completo

0 Comments

  1. Cualquier medida de reducción es bien recibida, pero es terrible que no tengamos aún conciencia de que Nos estan intoxicando. Los gases venenosos del tubo de escape, estan acabando con nuestra Salud, y la del Planeta. Hasta cuando soportara tanta mierda de consumo, y contaminación.

  2. La inicitiva de Amovens buscar conseguir que, como en Francia, la práctica del coche compartido sea algo habitual en España. Facilita la conducción compartida gracias a un buscador inteligente y medidas de seguridad para que los usuarios puedan compartir coche con toda confianza. Entre todos, ¡haremos un mundo un poquito mejor!

  3. Desde el 1 de diciembre 2009, hemos lanzado en España la versión Española de Covoiturage, la web que permite el uso compartido del coche particular, ya contamos con miles de viajes (http://www.comuto.es)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.