Como reducir la huella ecológica de tus vacaciones

Como reducir la huella ecológica de tus vacaciones

- in Permacultura
2333
0
Ha y que cuidar el impacto ambiental de nuestras vacaciones
Cuando viajamos estamos generando contaminación. No es lo mismo viajar en tren que en avión, compartir coche que viajar solo. Las vacaciones son un tiempo maravilloso que también puede ser mejorado desde el punto de vista medioambiental. Estar de vacaciones no significa descuidar nuestros hábitos, al contrario, cuando más relajados estamos mejor veremos la utilidad de reciclar y no malgastar agua ni luz. Viajar es una oportunidad de conocer otras culturas y percibir la diferencia que nos enriquece.

Además de guías turísticas, existen numerosas páginas web y blogs de temática vacacional. Aprovechar la oferta informativa antes de salir de viaje ayuda a planificar de forma más limpia el tiempo de ocio y descanso. Numerosas páginas publican comentarios de otras personas que estuvieron en el mismo lugar así como consejos para que las vacaciones no supongan dar un paso atrás en nuestro proceso de toma de conciencia medioambiental.

El Turismo Responsable crece día a día y son ya muchos lugares de vacaciones que ofrecen servicios dirigidos a los clientes más cuidadosos. Por otra parte, a la hora de viajar, existen alternativas surgidas de las ideas de la economía sostenible y participativa que conviene estudiar antes de decidirse a salir.

Como reducir la huella ecológica de tus Vacaciones. Algunos consejos para que viajar no suponga retroceder el camino iniciado en casa.

A continuación te apuntamos algunos consejos para que tus vacaciones no generen un impacto indeseable sobre el medio ambiente.

  • Viaja a lugares y establecimientos que respeten los derechos de los trabajadores.
  • Evita el avión siempre que puedas.
  • Comparte tu casa o tu coche, utiliza plataformas de intercambio vacacional.
  • Para descansar no hace falta ir muy lejos, prioriza lo local.
  • No abuses del consumo de agua y electricidad en tu alojamiento.
  • Respeta a los habitantes locales, aprende en lugar de demostrar diferencias.
  • No envíes tarjetas postales, utiliza las electrónicas.
  • Compra local, como si estuvieras en tu casa.
  • Evita el derroche de alimentos, compra lo necesario.
  • Incluye más platos vegetarianos durante tus vacaciones, evita el «todo carne».

 

En general, debemos cuidar el entorno donde decidimos descansar como si fuera nuestro barrio. El tiempo libre es una oportunidad para conocer otro tipo de cultura y apreciar lo que nos une. Comprar tanto alimentos como regalos a los lugareños es colaborar con la economía local y permitir la subsistencia a personas que luchan en peores condiciones contra las grandes corporaciones comerciales. Piensa local actúa global.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.