Ciudades conscientes: Viena toma ventaja

Ciudades conscientes: Viena toma ventaja

- in Permacultura
2064
0
Viena se reverdece y es una de las ciudades inteligentes de Europa

El cambio climático avanza y sus efectos llegan poco a poco a los países ricos. Los responsables políticos de las ciudades tienen ante sí un enorme márgen de actuación para reducir la huella ecológica de las urbes. Hay muchas grietas que cubrir pero una de ellas es crucial: la contaminación del aire debida al tráfico motorizado. Viena, la capital de Austria, lleva años estableciendo normas para lograr mejorar el bienestar de sus ciudadanos al mismo tiempo que contribuye en la lucha contra el cambio climático. La capital austriaca es un ejemplo a seguir por el resto.

Desde hace ya muchos años, Viena está entre las ciudades más activas en la lucha contra el cambio climático y en la mejora del bienestar ciudadano. Líder en la clasificación de ciudades donde mejor se vive, Viena lleva tiempo aplicando una ejemplar política medioambiental.

En 1999, Viena inició su primer programa de protección medioambiental. El plan, denominado Klip Wien, tenía como objetivo la reducción de las emisiones de la ciudad hasta los 2,6 millones de toneladas de CO2. La estrategia preveía actuar sobre el comsumo energético, las compras y los bosques. En 2006 se logró culminar el objetivo del plan. El éxito actuó como aliciente motivador para iniciar el segundo Klip, que prevé reducir en un 50% el impacto de la calefacción colectiva, multiplicar por dos la proporción de las energías renovables consumidas por cada ciudadano (se subvencionará la adquisición de paneles fotovoltaicos entre otras medidas) , aumentar el número de hogares aislados térmicamente y fomentar la sensibilización de los políticos ante el problema que supone la relación energía-medio ambiente.

 

Viena se centra el el cambio climático

Bicicletas en Viena

Además de todos los compromisos medioambientales encaminados a reducir la huella ecológica de la ciudad, Viena invertirá también en nuevas tecnologías de la información.

En este sentido, el programa eMORAIL, lanzado en 2011, trata de incitar a aquellos ciudadanos que viven en las afueras y trabajan en la ciudad a abandonar el automóvil particular en beneficio del transporte público. Para ello se ha logrado un múltiple acuerdo entre la empresa ferroviaria, la universidad y varias empresas tecnológicas que ofrecen a los trabajadores diversas alternativas de transporte al automóvil. El programa se compone de un billete único que sirve para viajar en tren, alquilar una bicicleta y un vehículo eléctrico aparcado en la estación central de Viena. Las alternativas se ofrecen a los ciudadanos mediante aplicaciones para smart phone y varían en función de las condiciones climáticas. Una parte del dispositivo se alimentará mediante mini centrales fotovoltaicas.

Según la clasificación Mercer 2014, Viena es la ciudad con mejor calidad de vida del mundo seguida de Zúrich (Suiza) y Auckland (Nueva Zelanda).

Fuente

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.